Juan 'Pico' Mónaco estuvo cerca pero no pudo terminar con el maleficio ante Stan Wawrinka. Es que el argentino y el suizo se habían enfrentado en cuatro oportunidades (tres por torneos ATP y una por el circuito Challenger) y en todas el resultado había sido el mismo: victoria para el tenista de Lausana, 9° del ranking mundial y campeón del Abierto de Australia 2014.

En esta oportunidad, por la segunda ronda del Masters 1000 de Roma, se trató de un partido con muchos vaivenes. Mónaco, 36° del mundo, comenzó en un gran nivel y con una actitud avasalladora, similar a algunos tramos del debut ante el serbio Dusan Lajovic, y tras conseguir tres quiebres (uno más que su rival) se quedó con el primer set por 6-4.

Anuncios
Anuncios

En la segunda manga, el argentino mantuvo su nivel, consiguió un quiebre y se adelantó en el marcador por 3-1. Pero en ese momento apareció el suizo en su esplendor para marcar diferencia: primero, rompió el saque de Mónaco e igualó la pizarra 3-3, y luego ganó tres juegos consecutivos para quedarse con el parcial y forzar un tercer set.

En el capítulo final, 'Pico' sufrió un rápido quiebre para quedar abajo en el marcador y, tras sentir una molestia en su pierna derecha, prácticamente se entregó ante el dominio absoluto de Wawrinka, que culminó con un récord 11-2 en games desde el 1-3 del segundo set. A lo que hay que agregar que el suizo perdió apenas 6 puntos con su servicio y sumó 36 winners (contra 12 de Mónaco).

El otro argentino que jugó en esta jornada, pero por primera ronda, fue Diego 'Peque' Schwartzman, 62º del mundo, quien no pudo extender las dos de victorias que arrastraba desde la clasificación.

Anuncios

El albiceleste cayó ante el brasileño Thomaz Bellucci, 68º de la ATP y también proveniente de la qualy, por 6-4, 4-3 y se retiró por una lesión muscular en la pierna derecha.

El 'Peque', de 22 años, tuvo un buen arranque de partido, presionando con su primer turno de devolución y quebrando en el segundo para obtener una ventaja en el marcador de 3-1. Pero esa diferencia no le duró mucho tiempo. No pudo mantener su servicio y el resultado volvió a estar igualado, 3-3. Como si fuera poco, recibió otro quiebre de saque en el noveno game.

En el comienzo de la segunda manga, la tendencia se mantuvo para el brasileño, que consiguió un rápido break, pero Schwartzman reaccionó y ganó tres juegos de forma consecutiva. Al igual que le había pasado en el primer set, el argentino no pudo mantener la exigua diferencia y, luego de sufrir un quiebre, abandonó por lesión.

Con estas dos caídas, el único argentino que sigue en carrera en el Masters 1000 de Roma es el correntino Leonardo Mayer, 27° del ranking ATP y el número uno del #Tenis argentino en la actualidad, quien enfrentará al gigante estadounidense John Isner, 16° favorito del certamen. #Argentina #ATP World Tour Masters 1000