Un nuevo escándalo sacude a la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA). El miércoles nueve ejecutivos de primera linea fueron arrestados en el marco de una investigación del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, por los delitos de chantaje, fraude electrónico y lavado de dinero en los procesos de selección de sede para las Copas del Mundo de 2018 y 2022, así como en los procesos de venta de derechos de marketing y transmisión televisiva de distintas competencias.



El New York Times reporta que los arrestos fueron realizados en el coqueto hotel Baur au Lac, un cinco estrellas de la ciudad de Zurich. Entre los nombres involucrados destacan varios directivos del #Fútbol latinoamericano como Eugenio Figueredo, ex presidente de la Federación Uruguaya de fútbol; Eduardo Li, Presidente de la Federación de Costa Rica; Nicolás Leoz, ex mandamás de la CONMEBOL, y Jeffrey Webb, actual Presidente de la CONCACAF.

Anuncios
Anuncios

Completan la lista los dirigentes Jack Warner (Trinidad y Tobago), Julio Rocha (Nicaragua), Costas Takkas (Islas Caimán), Rafael Esquivel (Venezuela) y José María Marín (Brasil). Además de los procedimientos en Suiza se estarían realizando arrestos en otras partes del globo, que elevarían el total de involucrados a catorce.



La Justicia de los Estados Unidos, apoyada por una investigación del FBI que lleva más de dos años en desarrollo, decidió los arrestos en el proceso que investiga los procesos de adjudicación de las Copas del Mundo de 2018 y, fundamentalmente, 2022, donde la candidatura el país norteamericano perdió a manos de Qatar en un proceso sospechado de diversas irregularidades. El Daily Mirror reporta además que la selección de Sudáfrica como sede en 2010 también sería motivo de investigación.

Anuncios





Las novedades llegan a tan solo dos días de las elecciones de la FIFA. Joseph Blatter, presidente del organismo desde 1998 y máximo favorito, buscará seguir al frente del mismo por otros cuatro años. Su única oposición en el proceso eleccionario es Ali bin Al Hussein, príncipe de Jordania y jerarca de la Federación de su país, que cuenta con el apoyo de buena parte de los países miembros de Europa. Luis Figo era otro de los candidatos, pero en los últimos días decidió declinar su candidatura.



La noticia es un nuevo golpe a la reputación del máximo organismo del fútbol mundial y de quienes la integran. Estos nombres se suman a una larga lista de dirigentes caídos en desgracia, siendo quizás el más celebre Chuck Blazer, estadounidense y ex Secretario General de CONCACAF, hoy “arrepentido” e informante del FBI en este caso. El único que hasta ahora parece inalcanzable es, justamente, Joseph Blatter. ¿Afectarán estas revelaciones sus chances de ser reelecto este próximo viernes? No sería descabellado, a juzgar por la gravedad de la cuestión, posponer las mismas, aunque la propia FIFA ya se encargó de anunciar que no planea nada en este sentido. #Argentina #Corrupción en Argentina