Con goles de Sánchez, Maidana y Gutiérrez, el equipo comandado por Gallardo superó claramente al conjunto brasilero y pudo revertir la derrota por 1 a 0 de la ida en el Monumental, por los cuartos de final. Ahora, espera por Racing o Guaraní.

River no sólo tenía que cambiar la imagen que dejó con su forma de jugar de local, sino que también debía superar a un rival y estadio históricamente imposible, para seguir con vida en la Copa, su máximo objetivo y sueño. Y así fue, con determinación y un planteo tácticamente perfecto, los "millonarios" lograron quebrar al mediocampo del equipo de Oliveira con un 4-4-2 que, lejos de parecer conservador, fue ambicioso por el desenvolvimiento de sus volantes.

Anuncios
Anuncios

En tanto, Cruzeiro plantó su aceitado 4-2-3-1, pero perdió presencia en el mediocampo.

Con Kranevitter y Ponzio en la contención, haciendo este último las veces de enlace en ataque, River ganó la pelota en mitad de cancha a base de presión y anticipo. Por afuera, la ida y vuelta fueron de Sánchez y Rojas, quién volvió a la titularidad en otro acierto de Gallardo. Los centros cruzados de ambos mediocampistas mixtos fueron un problema que no pudo resolver en toda la noche la línea de cuatro local. A raíz de esta apuesta, en más de una oportunidad, Mora quedó con claras situaciones de gol.

La cancha estaba rápida, la pelota resbalaba más de lo que giraba y River, con la intensidad que lo caracteriza, entendió que el partido estaba por las bandas luego de recuperar la pelota presionando.

Anuncios

Así fue como llegó la apertura del marcador promediando la primera parte: Gutiérrez, luego de un gran pivoteo de Mora, clarificó el ataque abriendo la pelota a la derecha para la entrada libre del uruguayo Sánchez, quien definió con certeza al segundo palo de Fabio.

Con la ventaja, el conjunto de Belo Horizonte atinó a buscar el empate pero no le alcanzó con la sola presencia de Damiao, quien no estuvo acompañado en toda la noche por los creativos que lo abastecen habitualmente: De Arrascaeta, Marquinhos y Willian.

El tiempo pasaba y River hacía tambalear a Cruzeiro con la intensidad y llegada de sus mediocampistas, por eso no sorprendió cuando Maidana ganó en el aire tras un corner de Rojas y de cabeza, superando a Rodrigo en el salto, estampó el 2 a 0 antes de pasar al complemento.

Los brasileros no se despertaron ante los golpes y jugaron lejos del arco visitante, entregándole el partido y la clasificación a un River que cerró la noche con una definición magistral de Teo Gutiérrez, quien hizo pasar de largo a su marcador para definir al segundo palo con clase.

Los últimos minutos fueron para el festejo de los casi dos mil hinchas presentes que viajaron desde Argentina, ya que el conjunto de Núñez controló el encuentro a su merced, con autoridad y logró ganar en el Mineirao por primera vez en su historia para meterse entre los cuatro mejores de América. #Fútbol #River Plate #Copa Libertadores