Siempre se puede volver al mejor nivel, siempre se puede mostrar las condiciones que uno posee. Si hay algo lindo en el deporte es que hay revancha en el momento de competir. Germán Chiaraviglio vaya si la tuvo en la Liga de Diamante, torneo en el que se destacó -¡y de qué manera!-, tras pasar malos momentos debido a su lesión en el pie izquierdo que no le permitía participar en el más alto nivel.

El santafesino se quedó con la medalla de bronce en Doha, Qatar en uno de los torneos más importantes del año en el #Atletismo. Y para destacar que lo logró en su debut en la competencia qatari, el atleta argentino efectuó un salto con garrocha de 5,60 metros.

Anuncios
Anuncios

No estuvo nada lejos del segundo puesto, ya que estableció esa marca en su segundo intento. El finalmente ganador de la medalla de plata, el alemán Carlo Paech, también saltó a la misma altura que Germán, pero lo hizo en su primer intento y por eso terminó segundo en el podio.

La actuación de Chiaraviglio fue más que satisfactoria y le posibilitó codearse con los mejores del mundo. El garrochista se esforzó demasiado para estar en los primeros planos, realizó un entrenamiento muy intensivo y exigente para recuperar la alegría perdida en anteriores temporadas.

Uno de los mejores exponentes argentinos del Atletismo -y el mejor en su especialidad que es el salto con garrocha-, el excampeón argentino tuvo un regreso con toda la gloria. Similar fue lo que hizo Brian Toledo, quien estableció un récord histórico en lanzamiento de jabalina, tras un prolongado tiempo inactivo por lesión como Germán.

Anuncios

El saltador con garrocha tiene buenos antecedentes en su corta carrera. Fue campeón mundial de menores en 2003 y juvenil en 2006. Se quedó con el título argentino de mayores en ocho oportunidades. Un futuro promisorio y con expectativas frecuentaba hasta que los problemas físicos lo tuvieron a maltraer y no pudo brillar como indicaban sus números. Una operación le impidió estar en los juegos de Londres y en el mundial de Rusia.

Sin embargo, este año el atleta se preparó en Brasil para la primera competencia que fue en Santa fe. Saltó 5,65 metros y se clasificó al mundial de Beijing que se hará en agosto. Este presente asoma muy alentador, sin olvidar que esta medalla lograda lo consiguió ante rivales de mucha envergadura, como medallistas olímpicos y campeones mundiales.

Ahora se acerca el Campeonato Sudamericano de Lima y los Juegos Panamericanos de Toronto. Siguen los grandes desafíos y las chances para que Germán Chiaraviglio deje su huella en el Atletismo. Con trabajo y perseverancia todo es posible. #Argentina #Deportes Santa Fé