La vida es corta o larga afirman muchas personas. Cualquiera sea la opción escogida, a la vida hay que disfrutarla.

Vivir de lo que a uno le apasiona es imprescindible para que la existencia no sea ni extensa ni corta, simplemente hay que darle un real sentido para transitarlo con absoluta felicidad y tranquilidad.

La señora Enriqueta Duarte tiene muchos años, demasiados de vida. Aparte de tener una avanzada edad, tiene también un perfecto conocimiento acerca de lo que es realmente la vida. Con 86 años, esta dama lleva adelanta una rutina de una persona muy joven; cada fin de semana se levanta temprano y hace lo que más ama desde que nació: nadar.

Anuncios
Anuncios

Sí, nadar; esta mujer entrena en la pileta con unas ganas conmovedoras.

Su excelente carrera como nadadora merece reconocimiento y una alta valoración y lo mejor de todo es que todavía va por más.

Nacida el 26 de febrero de 1929, Enriqueta se crió en Palermo y lo curioso es que no comenzó de pequeña con la natación, sino que fue obligada a practicarlo por un problema de salud. En el Club Obras Sanitarias dio sus primeros pasos en la disciplina, por intermedio de su padre, que trabajaba ahí. A los 9 años aprendió a nadar pecho y crawl y a los 12 compitió por primera vez; así fue observaron sus buenas condiciones para que se dedicara de lleno a la #Natación.

Disputó los juegos olímpicos de Londres 1948 con apenas 19 años, en una caótica experiencia por las malas condiciones que tuvieron los atletas argentinos para entrenar.

Anuncios

Hasta llegó a estar cerca de la muerte por una hipertensión que no fue bien tratada por los médicos en ningún momento del viaje.

Dos años más tarde se convirtió en la primera latinoamericana en atravesar el Canal de la Mancha en 13 horas y 26 minutos, siendo elegida entre 1551 nadadores para realizarlo con la ayuda y apoyo de Eva Perón, quien fue responsable de que puede hacer semejante gesta deportiva.

Otra hazaña de esta temible nadadora fue el cruce a nado del lago Nahuel Huapí en marzo de 1963, siendo la primera persona del mundo en cruzarlo, pese a las bajas temperaturas y malas condiciones del lago.

Dueña de una entereza que sorprende hasta en el modo de expresarse, Enriqueta Duarte cuenta con infinitos diplomas y medallas en el living de su casa. Ahora se dará el gusto de publicar un libro autobiográfico, contando cada detalle de su hermosa y venturosa vida.

Pensando en el hoy, la experimentada deportista buscará participar en el Campeonato Mundial de Natación 2015, a disputarse en Rusia. Si hay alguien que disfruta y goza lo que hace es ella, que no se cansa ni un poco de nadar. Un verdadero ejemplo para toda la humanidad. #Argentina #Deportes Buenos Aires