Luego de las victorias de Juan Mónaco y Diego Schwartzman, otros dos argentinos debutaron con triunfo en Roland Garros, pero tuvieron que batallar más de la cuenta. Leonardo Mayer, que llega a este torneo en el mejor momento de su carrera, tal como lo refleja su ubicación en el 22° puesto del ranking  ATP, se impuso por 3-6, 7-6 (6), 6-3, 5-7 y 6-2 ante Jiri Vesely (41°). Y Carlos Berlocq (111°) quien reaccionó a tiempo, levantó dos sets abajo y se quedó con el duelo ante el ucraniano Illya Marchenko (127°).

En el inicio del partido se lo vio a Mayer perdido y demasiado errático. Además, su servicio no le respondía y sufrió dos quiebres.

Anuncios
Anuncios

A esto hay que sumarle que el argentino no pudo aprovechar ninguna de las tres situaciones de break que tuvo, una en el sexto juego y las dos restantes en el octavo game. De esta manera se le escapó rápidamente el primer parcial.

En el segundo set, el correntino dejó atrás el comienzo fallido y consiguió un quiebre oportuno en el primer juego. Esta ventaja la mantuvo durante todo el parcial pero en el cierre volvieron a aparecer las dudas. Llegó a estar 5-3 y doble set point con la devolución. Pero no pudo aprovechar las situaciones favorables tampoco con su servicio en el siguiente game. Finalmente se le dio en el tiebreak, en su segunda chance.

Con el marcador igualado, apareció la mejor versión de Mayer. Aprovechando el envión anímico, afinó la puntería de sus tiros y tomó el control del partido ante un Vesely que se fue cayendo, tanto en la intensidad de su juego como también en sus tiros ganadores.

Anuncios

El argentino concretó un quiebre en el sexto juego y mantuvo la solidez de su saque para adueñarse del tercer set sin inconvenientes.

Luego del predominio del argentino en el tercer capitulo, llamó la atención un parcial tan cerrado. Ambos sacaron provecho de su servicio, pero Mayer dudó en el cierre y lo pagó caro, ya que el inminente desenlace del partido se extendió a un quinto set. En los momentos más difíciles emergió la jerarquía del argentino, quién quebró en dos ocasiones consecutivas y quedó 5-2 al frente. Con ese sólido cierre, dejó de lado las incógnitas y decretó su pase a la segunda ronda.

En la siguiente instancia, Mayer se enfrentará ante el polaco Jerzy Janowicz, que venció en cuatro sets al francés Maxime Hamou. En caso de seguir por la senda victoriosa, en la tercera rueda, asoma el croata Marin Cilic, 9 del mundo.

Más tarde llegó el turno de Berlocq, quien arribaba al segundo Grand Slam de la temporada con un presente bastante opaco. En la gira europea sobre polvo de ladrillo, el tenista de Chascomús tiene un record de cuatro derrotas consecutivas: en su debut en Ginebra, en las clasificaciones de Madrid y Monte Carlo, y en segunda ronda de Casablanca.

Anuncios

Esta tendencia negativa en la superficie parecía no revertirse en el arranque de su presentación en París. En el comienzo, Marchenko (127°) fue superior y se llevó los primeros parciales sin problemas por 6-4 y 6-3. Sin embargo, el argentino aprovechó los errores del ucraniano y forzó a un quinto set. Una doble falta de Marchenko en el match point estableció el resultado final: 4-6, 3-6, 6-3, 7-5 y 6-2, luego de cuatro horas y 10 minutos de juego.

Con este triunfo, el argentino tiene una marca de 7-9 en 2015 y busca encontrar en Roland Garros el salto de calidad para encarar el resto de la temporada.  En segunda ronda, enfrentará al local Richard Gasquet, 20° preclasificado, que venció al qualy belga Germain Gigounon. #Argentina #Europa #Tenis