Como contra Paraguay, Sergio Romero fue muy importante en el arco argentino de la #Copa América. En el primer tiempo tuvo atajadas claves para que su equipo no se vaya perdiendo al entre tiempo. Se lo vio seguro en el área chica, los centros que pasaban por delante de él, no le causaron problemas y los descolgó muy bien.

Durante todo el primer tiempo cuando #Argentina tuvo el dominio del partido y del balón, se intento jugar siempre por abajo, con la pelota al ras de piso y Romero no fue la excepción, si bien sabemos que los recursos del portero que milita actualmente en el #Fútbol italiano no son de lo mejor de su juego y no se destaca por eso, siempre que le llegó la pelota para jugarla con los pies, respondió con una precisión muy buena, dando pases para los costados donde se abrían los centrales, ya sea Nicolás Otamendi por la izquierda o Ezequiel Garay por la derecha o bien toques más largos pero con la misma contundencia a Javier Mascherano en el medio del campo.

Anuncios
Anuncios

Cuando tuvo que "rebolearla" no lo hizo para dividirla ni mucho menos, las camisetas azules oscuras eran siempre el objetivo de esas pelotas que caían en los pies o en las cabezas de sus compañeros.

Ya en la última etapa esto no fue así y todo lo que se había logrado en el primer tiempo quedó en el vestuario. Los pelotazos ya eran a dividir y no se vio mucho de Romero jugando por abajo, no porque él no quisiera, sino porque Uruguay fue adelantando las líneas, presionando y ya no había tanta claridad para salir jugando. Pero… el arquero no está para jugar con los pies, sino para atajar y sacar las pelotas que tienen destino de gol, y eso fue lo que hizo muy bien durante el partido.

Las atajadas más importantes sin dudas se dieron en la última etapa, cuando Argentina entró en el juego de los "charrúas", donde desapareció, otra vez, el medio campo y a los albicelestes les costaba tener la posesión del balón.

Anuncios

Fue clave en los minutos finales del partido, sobre todo cuando el reloj marcaba los 45. Hernández, quien había ingresado hace poco, tuvo la jugada más clara para los "celestes", tras un centro atrás por abajo, impacta la pelota con destino de red, Chiquito Romero se convirtió en héroe una vez más. Si como en la tanda de penales contra Holanda en el Mundial 2014… Créame fue una atajada que valió más que 3 puntos. Rodeado de jugadores argentinos, con muchos pies en tan pocos metros, los reflejos de Sergio para sacar las manos y tirarse para el lado izquierdo fueron estupendos.

¿Vio la pelota o fue un acto reflejo? La respuesta la podemos discutir por horas, estaba muy tapado, pero también muy atento al recorrido de la pelota… "Chiquito" Romero, quien es uno de los jugadores más discutidos de la Selección Argentina, otra vez, se calzó el traje y sostuvo su valla en 0, dándole así vida a su equipo en la Copa América.

Duro hubiera sido el golpe para los albicelestes si esa pelota terminaba adentro porque con el empate quedaba tercera en el grupo y un empate entre Uruguay y Paraguay en la próxima fecha, hubiese dejado a Argentina con aspiraciones solamente a ser el mejor tercero o el segundo mejor tercero.

Anuncios

En fin, gracias a esa última atajada, Argentina ya está casi en cuartos de final, solo una catástrofe dejaría al combinado afuera de esa instancia, con tranquilidad y esperando por Jamaica, que si bien es un equipo con menos recursos y que todavía no ganó, hay que respetarlo y salir a ganar para ser primeros del grupo.

¡Bien Chiquito..!