El encuentro decisivo terminó 3 a 1 y los españoles se consagraron campeones de la competición más importante de Europa alcanzando la triple corona en una temporada que será recordada por siempre por los hinchas del azulgrana.

El partido comenzó con el gol del volante del Barcelona, Ivan Rakitic, en el primer tiempo, luego, en el transcurso de la segunda parte, Álvaro Morata consiguió la igualdad en uno, y terminó por desnivelar el uruguayo Luis Suárez, y lo definió el brasilero Neymar.

Las actuaciones estelares estuvieron por el lado del Barcelona en las personas del uruguayo Luis Suárez, el argentino Lionel Messi, y en el equipo italiano las salvadas inacabables del italiano Gianluigi Buffon.

El equipo catalán, Barcelona FC, de Lionel Messi y Javier Mascherano se enfrentó al equipo de Turín, Juventus, integrado por otro argentino, Carlos Tévez nacido en Fierte Apache, donde definieron el campeón de la competición europea más importante, la Champions League que fue realmente increíble en un partido de ida y vuelta con todos los condimentos.

Las formaciones para los italianos fue a partir de un esquema 4-3-2-1, que propuso Massimiliano Allegri que salió con Gianluigi Buffon, en el arco; una defensa con Stephan Lichtsteiner, Leonardo Bonucci, Patrice Evra, y Andrea Barzagli; un mediocampo con el chileno Arturo Vidal, Paul Pogba, y Andrea Pirlo, un símbolo del equipo; más adelantados Claudio Marchisio y Álvaro Morata; y en la delantera el argentino Carlos Tévez.

Por el lado del equipo catalán, los once que dispuso su técnico Luis Enrique, para la final, fueron Marc-André ter Stegen, en el arco; la defensa integrada con Jordi Alba, Dani Alves, Gerard Piqué, y Javier Mascherano; un mediocampo dispuesto con Ivan Rakitic, Sergio Busquets, y el cerebro Andrés Iniesta; y la delantera determinante con el uruguayo Luis Suárez, el brasilero Neymar, y el argentino Lionel Messi.

El encuentro fue dirigido por el turco Cuneyt Çakir de moderado trabajo y respetable arbitraje que contuvo a los veintidós jugadores dentro de la cancha.

Recordemos que ambos equipos llegaban al enfrentamiento con la posibilidad de obtener la triple corona, ya que tanto Barcelona con la liga y la copa del Rey, como la Juventus con el scudetto italiano y la copa Italia solamente les quedaba por conseguir la Champions League.

Ahora sí toda la ciudad de Barcelona estará de fiesta y el pueblo catalán podrá disfrutar de una temporada 2015 que lo dejó como ganador de todas las competiciones que disputó, un año que será guardado en el cofre de los tesoros para los futboleros como uno de los más preciados.

#Fútbol #Lionel Messi #Champions League