Si quisiera definir a un argentino seguramente diría: amante del mate y del asado, fanático del dulce de leche, cabulero y apasionado por los colores. Porque el amor por la ´´albiceleste´´ es algo que crece en cada partido, sin importar donde estemos y hoy nos toca vivir una fiesta con la Copa América.

La Copa América se juega en Chile y los argentinos dijeron ´´presente´´, entrevistamos a algunos de ellos en el partido ante Colombia para que nos cuenten sus cábalas y cómo viven el amor por la camiseta.

Gerardo es cordobés tiene 27 años y hace 13 años que vive en #Chile; actualmente trabaja como contador externo de una empresa de odontología. Aunque hace mucho que vive en Santiago sus costumbres son bien argentinas: ´´Siempre veo los partidos de #Argentina con argentinos, de preferencia que sean mis amigos y si no me hago amigo de ellos para el siguiente partido. La cábala es tratar de ver el partido con la mayor cantidad de amigos, siempre trato de que seamos varios y que todos lleguen´´, explica Gerardo.

Leandro tiene 29 años y al igual que Gerardo es cordobés y hace 13 años que vive en el país transandino. Si bien no tiene cábalas algunas cosas no pueden faltar: ´´El branca siempre tiene que estar presente, hay que cantar y alentar hasta el final´´ y agrega: ´´Es lo más llorar con tu himno y gritar un gol con el nudo en la garganta´´.

Marcelo es uno de los más grandes del grupo, con 48 años, ya cumplió las ´´bodas de plata´´ en Chile, es técnico en turismo y trabaja en un mayorista del mismo rubro. Si bien no tiene cábalas siempre asiste a todos los partidos de la selección. Cree que los muchachos nos deben algo, que deben soltarse y mostrar su poderío, en especial Di María, Messi e Higuaín.

En contra posición está Lúcas, uno de los más pequeños, tiene 21 años es estudiante y en los tiempos libres trabaja de extra o en promociones. Nació en Misiones, vivió 12 años en salta, 2 en Rosario y los últimos 6 en Santiago de Chile. Para él la cábala más grande para apoyar a la selección es usar la camiseta suplente en los partidos que son definitorios.

Si esto te parece mucho, es que aún no conociste al más cabulero del grupo. Te presento a Felipe: edad, 27 años; ciudad de origen Capital Federal; profesión, psicólogo; tiempo que lleva en Chile, 1 año y medio; cábalas, siete. Si leíste bien, siete. La primera de ellas, no adelantarse al resultado, es decir, no apostar un desenlace. En segundo lugar, nunca gritar ´´gol´´, si es que la pelota no está 100% adentro. La otra es: ´´el lugar de la victoria no se cambia´´, siempre hay que juntarse en el mismo lugar, si es que trae buena suerte. En quinto lugar, si perdimos dos veces seguidas en un lugar, entonces ahí sí se cambia. La quinta, a veces sirve decir que va a ganar quien en realidad quiere que pierda. Anteúltima, no se puede decir: ´´Ojalá que gane argentina´´. Finalmente, si bien todo esto puede no dar resultado, hay que hacerlo igual.

Puede parecer extraño, pero así somos, apasionados, sobre todo por los colores y la verdad, nos encanta ser así. Porque como dijo Jorge Luis Borges: "Olvidadizo de que ya lo era, quise también ser argentino". #Copa América