No todo el camino de los jugadores de #Fútbol es como en los cuentos, color de rosa. Varios de los mejor jugadores de todos los tiempos la tuvieron que pelear para estar en la cima del fútbol mundial.

Muchos futbolistas del momento fueron rechazados de chicos, ya sea por su estado físico: bajitos, delgados y con falta de musculatura, con problemas alimenticios, entre otras complicaciones que padecían o simplemente por que se decía que no eran buenos para el deporte, pero esto nunca los desanimó, no bajaron los brazos ni dejaron de patear la pelota y practicar el deporte que tanto les gustaba. Algunos de ellos tuvieron, buscaron, segundas oportunidades y se hicieron leyendas del deporte que mueve masas.

Anuncios
Anuncios

Lionel Messi: el argentino se encontraba en las divisiones inferiores de Newll´s Old Boys de Rosario, provincia de Santa fe, en el año 1995. Sufría un problema de crecimiento y por más que el club sabía de su talento, no podía pagar el tratamiento. Años más tarde Lio y su familia viajaron a Buenos Aires para convencer a River Plate pero el club de Núñez decidió que era mucha la plata a invertir y un riego muy alto que tenían que tomar entonces le dieron la negativa. Incansable, el padre de Messi, en busca de nuevos horizontes cayó en Europa, más precisamente España, Barcelona, donde no dudaron y pagaron por el tratamiento. Al parecer tomaron la mejor decisión en mucho tiempo.

Michel Platini: el multicampeón con Francia y ganador de tres balones de oro, fue rechazado en sus inicios por un club alemán, el FC Saarbrucken, debido a que le dijeron que era muy flaquito y necesitaba mejorar mucho sus condiciones físicas para formar parte de las ligas mayores.

Anuncios

Javier Zanetti: sufría de problemas de crecimiento como Lio Messi y en Independiente consideraban que nunca iba a poder jugar al fútbol de manera profesional con el físico que tenía. El pupi ficha con Banfield en donde juega tres temporadas en primera y luego, cuando el Rojo de Avellaneda lo quiso comprar ya era demasiado tarde. Zanetti había fichado con Inter de Milán.

Ricardo Kaká: Debutó de chico en el Sao Pablo y desde ese momento los clubes grandes se fijaron en él. El Bayern Munich lo siguió de cerca pero expresó que no tenía futuro para ser un excelente jugador. Terminó fichando con el Milán en donde demostró todo su potencial.

Ryan Giggs: El histórico centrocampista galés del Manchester United, no siempre fue in Diablo Rojo, a principios de su carrera jugaba para la contra, el Manchester City, quien luego lo dejó libre por falta de condiciones y apareció Ferguson en la vereda de enfrente y se lo llevó.  #Globalización