A principios de la primera década del siglo XXI, comenzó a advertirse un fenómeno que, con el paso de los años, se ha ido acentuado cada vez más: la desaparición del Nº 10, el enganche clásico, de los dibujos tácticos de los clubes más importantes del Viejo Continente.

Posteriormente, el fenómeno reseñado también comenzó a advertirse en nuestro #Fútbol argentino. Este fenómeno, descripto en pocas líneas, implicó que jugadores con la calidad para desempeñarse como Nº 10, se adelantaran como segundos delanteros, acompañando al N° 9, cuando tenían como atributos velocidad, gambeta y definición (por ej. Rivaldo) o, por el contrario, se parasen unos metros más atrás, acompañando al clásico N° 5, cuando se trataba de jugadores más cerebrales, estrategas y con mayor visión para los pases y para ordenar a sus equipos (por ej.

Anuncios
Anuncios

Zidane, Pirlo, Lampard).

La final de la Champions League disputada el sábado significó el retiro del fútbol de elite de dos de los máximos exponentes del fenómeno que describimos: Andrea Pirlo y Xavi Hernández.

Andrea Pirlo, de 36 años, debutó en el Brescia de Italia, en la temporada 94-95, desempeñándose en la posición de enganche. En 1998 fue transferido al Inter de Milán, club en el que estuvo hasta la temporada 01-02, en la que fue transferido al histórico rival, el AC Milan. Fue en este club en el que, siendo el enganche titular Rui Costa, Pirlo retrasó su posición al lado del Nº 5, en ese momento Gennaro Gattuso, de la que nunca más se movió.

Pirlo demostró a lo largo de los años su habilidad como tiempista y un gran repertorio de pases, además de una magistral calidad para ejecutar jugadas a balón parado.

Anuncios

Luego de 10 temporadas en el club rossonero, Pirlo fue transferido a la Juventus de Turín, club en el que se ha desempeñado hasta la final de la Champions ganada por el Barcelona el sábado 6 de junio.

A lo largo de su carrera en clubes obtuvo 6 scudettos, 1 Mundial de Clubes, 2 Champions League, 2 Supercopas de Europa, 2 Copas de Italia, 3 Supercopas de Italia, un título de la Serie B de Italia. A nivel selección, se alzó con la Copa del Mundo de 2006 y con una Eurocopa Sub-21, alcanzando la envidiable suma de 19 títulos. A partir de la próxima temporada continuará su carrera en la MLS de Estados Unidos.

Xavi, 35 años, hizo toda su carrera en el Barcelona, debutando en la temporada 97-98. El oriundo de Terrassa ha sido el eje alrededor del que se ha formado la sociedad futbolística más reconocida de la historia, el Barcelona de las dos primeras décadas de este siglo. Se caracterizó siempre por su gran técnica, la velocidad y precisión de sus pases, su permanente movilidad para crear huecos y recibir siempre libre y, fundamentalmente, por la resignación de protagonismo en favor de su equipo.

Anuncios

A no dudarlo, uno de los mejores pasadores que el fútbol ha visto.

Ha jugado 505 partidos en el Barcelona, marcado 58 goles y es el responsable de las más preciosas asistencias. A nivel clubes, ha obtenido 8 Ligas españolas, 6 Supercopas de #España, 3 Copas del Rey, 4 Ligas de campeones, 2 Supercopas de Europa y 2 Mundiales de Clubes.

A nivel selección, ha obtenido 1 Copa del Mundo, 2 Eurocopas, 1 Eurocopa Sub-17 y un Mundial Sub-20, totalizando 30 títulos. Estuvo cerca de ganar el FIFA Balón de Oro 2010, obtenido por Messi, quedando en el tercer lugar. A partir de la próxima temporada, seguirá su carrera en el fútbol de Qatar.¿Extrañará el fútbol mundial a los dos máximos exponentes del juego en equipo? ¿Quién fue el mejor? #Barcelona FC