El pasado sábado se enfrentaron All Boys y Chacarita (no sólo deportivamente) por la 18va fecha de la Primera B Nacional. Lo que parecía ser un partido más de la segunda categoría de #Argentina terminó en un escándalo y vergüenza en el fútbol de ascenso que involucró a jugadores, alcanzapelotas, periodistas partidarios y dirigentes.

Corría el minuto 42 del segundo tiempo y el conjunto de Floresta goleaba 4-1 al de San Martin. Todo era fiesta en la vuelta de Pepe Romero como DT, hasta que un alcanzapelotas del Albo provocó a César Taborda, arquero del Funebrero, por la derrota que estaba sufriendo y el golero reaccionó de mala manera.

Anuncios
Anuncios

Con una actitud poco profesional le pegó una piña al jóven y se desató una locura en el estadio Islas Malvinas.

A la batalla campal se sumó Gonzalo Rocaniere, defensor de Chacarita que ni siquiera estaba jugando, dirigentes y allegados de ambos clubes. Inrecíblemente, hasta un periodista partidario del equipo local fue parte de la lluvia de trompadas. El árbitro Jorge Baliño tomó la acertada decisión de suspender el encuentro ya que no estaban dadas las garantías para finalizar el partido.

Gustavo Moussa, dirigente de All Boys, declaró este mediodia: "Había jugadores muy exaltados. El "Chapa" Zapata (Jugador de Chacarita) le gritaba a la gente que ganen un campeonato". Y agregó: "Los encargados de seguridad estaban identificados y no había más gente", en una entrevista que le hizo "El Ascenso x3", programa radial que se emite por Cadena Uno, AM 1240.

Anuncios

La violencia ya no sólo se inicia en las tribunas, sino también dentro del campo de juego, con los propios protagonistas.

La cara opuesta del ascenso argentino se vió en la B Metropolitana

Un poco más temprano se jugó el "Clásico de las colectividades", entre Sportivo Italiano y Deportivo Español, por la primera B Metropolitana. Al final del partido, que fue empate 1 a 1, los planteles de ambos equipos se juntaron en la mitad de la cancha y se sacaron una foto contra la violencia en el #Fútbol. Un gran gesto, que deberían ver y copiar los futbolistas y allegados de All Boys y Chacarita.

La cara opuesta en Europa

En contrapartida con lo ocurrido en Floresta, horas después se disputó la final de la Champions League, y los jugadores de la Juventus recibieron su premio como subcampeones saludando a los del Barcelona sin ningún inconveniente y asumiendo la derrota deportiva.