El equipo de Parque Patricios superó la adversidad de un sorprendente empate de Atlético de Rafaela, que pasó de perder por dos tantos a igualar el partido, y terminó ganando con un gol del siempre efectivo goleador  Ramón "Wanchope" Ábila.

Por eso, la eficacia de Wanchope, atento a cualquier oportunidad que se le presente frente al arco para contribuir al triunfo de su equipo, volvió a servir para que el delantero liquide el partido con ese gol de diferencia que le valió a Huracán los tres puntos de la victoria. El goleador quemero ya cuenta con cinco goles en el torneo local, y ante los rumores de una posible venta por las ofertas recibidas desde del exterior, el futbolista sólo respondió que su contrato vence en el 2018, para alegría de los hinchas que festejan y anhelan sus goles.

Anuncios
Anuncios

Cabe destacar, también, los dos goles del defensor y capitán Eduardo Domínguez, quien le aportó un triunfo amplio y parcial al conjunto local hasta que Atlético de Rafaela se puso en igualdad en una ráfaga de cinco minutos y dos goles.

Huracán, dirigido por Néstor Apuzzo, venía de capa caída tras ser eliminado de la #Copa Libertadores y de varias derrotas en el torneo local. Estos fracasos contrastaron con el equipo del año pasado, que logró el ascenso a la Primera División, además de ser campeón de la Copa #Argentina. Sumado a eso, el pasado abril superó a River para obtener la Supercopa.

Para malestar de los hinchas de Huracán, el estadio Tomás A. Ducó no abrió sus puertas a los simpatizantes locales debido a una sanción aplicada al club por incidentes entre la barrabrava y la policía.

Anuncios

Por esos disturbios, Huracán ya ha jugado dos partidos sin público, y le resta un solo encuentro sin la presencia de sus fanáticos. #Fútbol

El triunfo del Globo le trae alivio porque los escasos puntos que había logrado en lo que va de este torneo largo lo habían colocado en una situación de riesgo que podría haberlo llevado nuevamente a descender de categoría. Luego de varias caídas, parece que Huracán está tomando impulso para volver a tomar vuelo y a recuperar energías durante el receso de la Copa América para volver con más fuerza y seguir ascendiendo en la tabla de posiciones.