Según habrían trascendido, Daniel Osvaldo (cuyo pase pertenece al Southampton inglés) no continuará en el club de la Ribera. Durante su estadía en el, el ex Roma, Inter y Juventus, entre otros, ha generado buenas sensaciones, si bien no unánimes, entre los fanáticos de Boca.

El oriundo de la localidad bonaerense de la Lanús, se ha despachado desde su llegada con 7 goles en 15 partidos y también ha demostrado interesantes cualidades técnicas que parecían haberle permitido sacarle una mínima ventaja en la titularidad al otro centro delantero del equipo, Jonathan Calleri. Recordamos cinco casos de estrellas que llegaron a Boca anunciados con bombo y platillo y tuvieron que irse antes de lo esperado.

Anuncios
Anuncios

Abel Balbo: Luego de más de diez temporadas en Italia (en donde jugó en Udinese, Roma, Parma y Fiorentina), marcando la apreciable cantidad de 150 goles, y 3 mundiales de experiencia (1990,1994 y 1998), Abel Balbo decidió en 2002 terminar su carrera en Boca. En esa temporada el xeneixe, bajo la dirección técnica del Maestro Tabarez, buscaba mantener la corona de rey de América obtenida en 2000 y 2001 y al mismo tiempo obtener el torneo Clausura local. No obstante, el equipo no estuvo a la altura de las expectativas y se fue eliminado del torneo continental en cuartos de final, a manos de Olimpia (quien luego se coronaría campeón). Tampoco logró alzarse con el título local, que quedó en poder de River. Los números de Balbo en ese semestre hablan por sí solos, 4 partidos y ningún gol. El más recordado, el de la eliminación de Boca ante Olimpia, en el que fue sustituido en el entretiempo, por Carlos Tévez.

Anuncios

Luego, el retiro.

Roberto "Pampa" Sosa: Luego de terminar cómo máximo goleador del torneo clausura 1998, Sosa fue transferido al Udinese italiano, en el que jugó 103 partidos y marcó 31 goles, los que sirvieron para que Boca -quien se había desprendido de Palermo- fijará su interés en él y lo trajera para la temporada 2002. Las expectativas depositadas en el goleador se vieron defraudadas rápidamente, luego de 7 partidos (los únicos que jugó) sin que marcara un gol. Posteriormente, el "Pampa" continuó su carrera en Gimnasia de la Plata y en varios clubes en Italia, retirándose en la temporada 2011-2012, con más de 110 goles en su haber.

Luciano Figueroa: Después de un magnífico comienzo de carrera en Rosario Central, Figueroa jugó en el Cruz Azul mexicano, en el Villarreal, River Plate y Genoa. Con la Selección Argentina fue medalla de oro en Atenas 2004 y subcampeón de la Copa América 2004 y Copa Confederaciones 2005. En la temporada 2008-2009, ante la rotura de ligamentos de Martín Palermo, Boca contrató al rosarino, a quien le costó varios partidos encontrar su forma.

Anuncios

No obstante, sus goles (especialmente, los dos anotados a Colón en la última fecha) le permitieron a Boca jugar el triangular final del torneo apertura 2008, título con el que finalmente se alzaría, luego de vencer a San Lorenzo por 3-1 y caer derrotado ante Tigre por 1-0. En el Clausura 2009, Boca finalizó décimo cuarto y Figueroa volvió al Genoa. En total, 23 partidos y 8 goles. Muchos hinchas de Boca se preguntaron si Figueroa no había hecho méritos suficientes para seguir vistiendo la camiseta del club. Sin embargo, la dirigencia buscaba disminuir el gasto en sueldos y Luciano no quiso resignar dinero, por lo que su partida se hizo inevitable. #Fútbol #Boca Juniors #Deportes Buenos Aires