El español comenzó con una sonrisa en el inicio de esta gira de césped, que funciona de antesala para la cita en Wimbledon. Nadal busca llegar en buena forma al torneo inglés para intentar repetir los títulos obtenidos en 2008 ante Roger Federer y en 2010, cuando se alzó por última vez con la copa al derrotar al checo Tomás Berdych en el match decisivo. El único título de 'Rafa' en este año fue el conseguido sobre polvo de ladrillo en el ATP de Buenos Aires, donde venció al argentino Juan Mónaco por 6-4 y 6-1 en la final.

Es el título número 66 en la cosecha del zurdo español. Esto incluye 14 de Grand Slam (9 Roland Garros, 2 Wimbledon, 2 coronas de US OPEN y 1 Abierto de Australia) y 27 Masters 1000 (el máximo ganador en esta categoría).

Anuncios
Anuncios

También conquistó la medalla de oro en singles en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Fue duro el camino y tuvo que vencer a rivales de buena talla para alzarse con el trofeo. El español arrancó su participación en octavos de final por ser uno de los preclasificados, teniendo en cuenta su condición de top ten. En su debut en Stuttgart, superó por 7-6 (5), 6-7 (4) y 6-2 al chipriota Marcos Baghdatis (63º del mundo). En ronda de 8, el mallorquín venció al ascendente australiano Bernard Tomic por 6-4, 6-7 (6) y 6-3 para llegar a semifinales, donde lo esperaba Gael Monfils. A pesar de que la vara era más alta, Nadal resolvió con gran solvencia este encuentro y derrotó al francés por 6-3 y 6-4. De esta manera mejoró su récord frente al galo (historial favorable 11 a 2).

Así llegó el número 10 del mundo a la final, donde se encontraría con Viktor Troicki.

Anuncios

El primer set fue parejo y debió definirse en un tie-break. En el segundo, Nadal puso más presión con la devolución y logró romper el servicio del serbio, para encaminar todo con un definitivo 6-3 que le permitió quedarse con el certamen.

Es un momento duro en la temporada del nacido en Manacor. Luego de la caída a manos de Novak Djokovic en cuartos de final de Roland Garros se vio relegado hasta el puesto 10 del ránking. De igual manera, es una buena oportunidad para que el exnúmero 1 del mundo pueda tomar envión en esta parte del 2015 ya que, de aquí en adelante, defiende muy pocos puntos (370) hasta final de año. Recordemos que tuvo bajo rendimiento en la segunda mitad del 2014 por lesiones y una apendicitis que lo limitó a jugar en malas condiciones durante el torneo de Basilea.

Este tradicional certamen alemán se incorporó este año a la gira de pasto ya que históricamente se jugaba sobre polvo de ladrillo en otro momento del calendario. Actualmente otorga 250 puntos al ganador y reparte 574.965 euros en premios. #Europa #Tenis #España