El domingo, concluyendo los Juegos Panamericanos de Toronto, una alegría inmensa se hizo presente entre deportistas de la delegación argentina. El voleibol masculino fue el responsable y Argentina le ganó en la final a Brasil por 3 a 2 con parciales de 25-23, 18-25, 19-25, 25-23 y 15-8 para quedarse con la medalla dorada, que fue la última lograda por un combinado albiceleste en esta cita panamericana que llegó a su fin.

Los jugadores desplegaron un festejo efusivo después de la victoria demostrando que fue su primera vez con la selección en el que son campeones de un torneo importante. Tanta fiesta en el campo de juego y luego en el podio en el que cada integrante del plantel lucía su respectiva medalla de oro tiene su justificativo porque el encuentro en si se vislumbraba de un desenlace incierto y complicado.

Anuncios
Anuncios

Cuando parecía que el primer puesto quedaba a favor de los brasileños, los argentinos dieron vuelta el resultado y de a poco se fueron encaminando a un triunfo heroico y soñado.

Pasaron nada más y nada menos que 20 años del anterior título panamericano que había sido en Mar del Plata en 1995. Y vale aclarar que el perdedor de este partido, lo hizo con un equipo alternativo ya que las habituales figuras están metidas de lleno en la World League. Sin embargo, ese dato poco importó a los dirigidos por Julio Velasco que no desaprovecharon el momento para desatar una locura en el festejo por ocupar lo más alto del podio.

Asimismo, la celeste y blanca nunca le había ganado a Brasil en una final jugada fuera de Argentina. Y recordar la reciente victoria de la "verdeamarelha" en la fase de grupos en 'set' corridos ante los campeones panamericanos.

Anuncios

Además en el duelo decisivo fue visible mayor presencia de brasileños en el estadio alentando a su selección en un cotejo que duró dos horas y quince minutos con la particularidad que el cuarto set se jugó durante 32 minutos.

El jugador más valioso del certamen fue Facundo Conte, quien recibió esa mención. "Es mi logro más importante", aseguró. Por su parte, el director técnico señaló: "Siempre me sentí en deuda con Argentina". Este excelente trabajo marcará la vida de muchos, incluido la de Velasco. Ahora a pensar en el preolímpico y esperar si este logro se puede repetir con frecuencia. #Toronto 2015