La selección de Micronesia rompió el martes su propio récord en la peor goleada histórica en un partido internacional dos veces en menos de una semana. El resultado fue por 46-0 frente a Vanuatu en los Juegos del Pacífico.

En tres enfrentamientos, el equipo recibió 114 goles y sin haber marcado ninguno. Los encuentros anteriores fueron 30-0 contra Tahití y 38-0 (peor resultado conseguido la semana pasada) con Fiji. Tras estas derrotas pidieron auxilio a la Federación Internacional de Fútbol Asociado (#FIFA) para crear una campaña para mejorar el #Fútbol en el país. "Espero que FIFA venga a Micronesia la próxima semana para una inspección y podamos afiliarnos a Asia", dijo Foster, director técnico micrones, que necesita una ayuda urgente para enseñarles a jugar a sus jóvenes.

Anuncios
Anuncios

Tras estos desempeños la isla oceánica pasó a ocupar el último puesto en el ranking de la FIFA.

El grupo de la Copa es liderado por Tahití con seis unidades en dos partidos con 32 goles a favor, segundos Vanuatu y Fiji con cuatro puntos y 48 y 39 tantos. Último se encuentra el apabullado Micronesia sin haber sumado.

Los Juegos del Pacífico son un evento multideportivo organizado cada cuatro años en el que participan exclusivamente las naciones del continente oceánico con excepción de Australia y Nueva Zelanda, porque en ambas la mayoría de los jugadores son semi-profesionales o profesionales mientras que en el resto de los conjuntos son totalmente amateur. La edición corriente corresponde a la décimo quinta entrega.

El peor resultado antes de estas últimas dos goleadas era del seleccionado de Samoa Americana que había perdido 31-0 contra Australia en 2001 por la clasificación a la Copa del Mundo Corea Japón 2002.

Anuncios

A partir de este marcador, la selección australiana y neozelandesa pasaron a jugar la clasificación a copas mundiales con la Confederación Asiática en vez de la de Oceanía.

Luego de este marcador, Samoa Americana hizo un pedido similar al de la isla vecina, pero pidiendo ayuda a la Federación de Fútbol de Estados Unidos con la que pudo evolucionar el nivel de juego, a pesar de seguir siendo muy pobre.