Según el sitio GuiaFitness.com, se ha comprobado que la práctica de artes marciales o cualquier estilo de combate, ayuda a adquirir más flexibilidad y aumenta la resistencia del cuerpo a medida que pasa el tiempo, cualidades que son fundamentales para llegar a una correcta ejecución del estilo que se practica.

El sitio también afirma que practicarlas -ya sea karate, judo, taekowndo, sipalki, o la que sea- nos enseña a mantener la concentración a través del entrenamiento. No implica únicamente realizar esfuerzos físicos, sino que además despojan a la mente de toda negatividad, por lo tanto se considera un entrenamiento aplicado tanto al cuerpo como a la mente.

Anuncios
Anuncios

Y es por esta razón que se considera que las artes marciales implican disciplina y fuerza de voluntad, ya que requiere entrenar y ejercitar en forma intensa, a la hora de desarrollar un estilo y una técnica. No debemos olvidar también que,si se habla de aplicarlas en el combate, deben apuntar únicamente a defenderse, más que a provocar agresiones o atacar a propósito. Y es por estos motivos que se considera a las artes marciales una forma de aprendizaje tanto a nivel físico como mental.

Volviendo a la parte física, proporcionan un mejor desarrollo del entrenamiento y de las técnicas, tanto de ataque, como de desplazamiento y como de postura de combate, cosas que no serían posibles sin flexibilidad, especialmente en las extremidades inferiores y superiores. Lograr flexibilidad también es importante para los músculos, para que éstos aumenten su rapidez y potencia.

Anuncios

Según el blog de J.L García, su práctica también tiene efecto sobre los estados de ánimo y de la mente. Las artes marciales actúan como un poderoso antidepresivo, llegando incluso a ser superiores a los psicofármacos y a la psicoterapia. Como la gran mayoría de las artes marciales son de origen oriental, adoptan dicha filosofía, que se apoya en el conocimiento, mejoramiento personal y control de uno mismo, mientras que los deportes conocidos en Occidente apuntan a competir, ganar.¿Y todo por qué? Porque las artes marciales incorporan además combinan aspectos deportivos y físicos con filosofía y espiritualidad. La práctica de las artes marciales implica incorporar a la filosofía oriental, meditación, ética y disciplina. #Salud #Psicología