La #AFA está en pie de guerra, ya no quedan dudas. Luego de un falso intento de paz entre la actual conducción de la Asociación del #Fútbol Argentino, y aquellos que buscan un cambio con Marcelo Tinelli a la cabeza, la casa madre del fútbol volvió a la normalidad. La convivencia forzada que se acordó hace dos semanas cuando se habilitó al vicepresidente de San Lorenzo para postularse al cargo, esta semana comenzó a sufrir sus primeros encontronazos.

El primer signo de que la relación entre Segura y Tinelli volvió a quebrarse, se dio en la elección del Presidente del Consejo Federal. En el acuerdo alcanzado hace dos semanas, ambas partes habían acordado que Roberto Fernández (último presidente y desplazado por Segura hace menos de un mes) volvería al cargo, sin embargo, el actual Presidente de la AFA hizo caso omiso, y designó en ese lugar a un hombre de su riñón, Alfredo Derito. 

Estrategia pura desde el lado de Segura, y golpe directo a las intenciones de Tinelli.

Anuncios
Anuncios

El Consejo Federal reúne diez votos en el Comité Ejecutivo, es decir, diez manos que pueden votar a un candidato u otro para la presidencia de AFA. Con Derito como número uno del Consejo Federal, las posibilidades de que muchos de esos votos vayan para el lado del actual Presidente de AFA en lugar de hacia el lado del conductor de Showmatch, que parecía ya tenerlos en el bolsillo, crecen de forma abismal.

Desde el lado de Tinelli, también hay pelea. El vice de San Lorenzo comenzó su trabajo fino en pos de ser el Presidente de AFA a partir de 2016, y esta semana se reunió con Zanini (candidato a Vicepresidente de la Nación), en búsqueda de coordinar un trabajo a futuro. La idea del hombre fuerte de la televisión es actualizar el contrato de "Fútbol para Todos", y además lograr un adelanto del dinero a cobrar para sanear la economía de los clubes.

Anuncios

La amistad que une a Tinelli y Daniel Scioli, puede jugar a favor del candidato.

Segura quiere seguir al frente de la AFA, y no quiere ceder terreno. Tinelli quiere ser una opción de cambio pero tiene el camino minado. En el medio esta el fútbol, cada vez más denostado, víctima de la ineficacia de sus dirigentes, y de las luchas de poder constante. La paz se terminó. La guerra está planteada. #Marcelo Tinelli