Argentina encontró una camada notable en menores y la hizo valer en el Sudamericano U17 que se disputó en Chaco. El conjunto dirigido por Marcelo Richotti mostró un buen nivel, un talento digno de ver para obtener, primero, el pasaje al Premundial U18, y luego el torneo. Un equipo que mostró una talla pocas veces vista, siendo el conjunto más alto, y un talento notable en su perímetro con recursos de sobra.

El conjunto albiceleste ganó todos sus compromisos (los tres de la primera fase, sumado a la final ya que la semifinal la ganó por no presentación de Paraguay). Argentina tuvo 12 jugadores que pudieron mostrarse, y elementos en un nivel muy alto para ser destacados y figuras del torneo.

Anuncios
Anuncios

Arrancando por su base Facundo Corvalan (1m88) que fue clave anotando, asistiendo, recuperando y conduciendo de gran forma al equipo. Secundado por el lider ofensivo y rebotero del equipo, Santiago Vaulet, que fue el MVP del torneo (18 puntos, 10 rebotes, 6 asistencias en la final) con su 1m94 y un timming formidable para rebotear y cumplir en varios roles. 

Hubo escoltas muy rendidores y todos versátiles como Luca Valussi (1m98), y el todo terreno Lisandro Fernandez (nueva contratación de San Lorenzo con 1m92). Además la aparición de un tirador muy valioso como Tomas Solanas que ante Chile y Uruguay tuvo buenas presentaciones con su lanzamiento a media y larga distancia. ¿Que decir de la talla de los pivots? Casi nunca visto para una selección menor. Maximiliano Andreatta con 2m07, Lautaro Berra con 2m08, y Francisco Caffaro de 2m10 y solo 15 años.

Anuncios

Los tres con mucho que mejorar, pero con buenos fundamentos, y siendo proyectos a seguir muy detenidamente. 

#Argentina sorteó sin problemas a Ecuador por un claro 98 - 31, luego tuvo que trabajar para vencer a Chile 74 - 69 en un flojo encuentro, donde Solanas sobresalió con sus 27 puntos. Luego necesitó de un gran segundo cuarto para vencer a un duro Uruguay 68 - 45 con un brillante Vaulet (24 puntos, 17 rebotes, 4 asistencias) y llegar a las semifinales. Allí no pudo jugar ante un peligroso Paraguay debido a que los guaraníes tuvieron problemas estomacales y no pudieron presentarse. En la final, los chicos dieron cátedra ante Brasil con un contundente 73 - 49 de principio a fin con Vaulet (18 puntos, 10 rebotes) acompañado de Corvalan (10 puntos, 6 recuperos, 4 asistencias) y los pivots haciendo un gran trabajo en la pintura. 

Desde el banco, Marcelo Richotti pudo darle un rol bien especifico a cada elemento teniendo en cuenta su versatilidad, su forma de juego y la talla de otros elementos. Argentina se ilusiona con tener dentro de unos años jugadores que puedan brillar en diferentes ligas y seguir en franco crecimiento. Un sudamericano con talento de sobra e ilusiones renovadas para las venideras generaciones. Sin dudas que fue el torneo de los pibes argentos... #Buenos Aires #Básquet