La dura derrota ante Ecuador dejó a la Selección #Argentina inmerso en reproches y dudas, las cuales deberán ser despejadas en su visita a suelo guaraní. Con varios jugadores mirados con lupa por parte de los hinchas, el conjunto de Gerardo Martino necesita exhibir una cara totalmente diferente para cambiar la pálida imagen dejada en el Monumental.

Si bien las Eliminatorias rumbo a Rusia recién tuvieron su primer capítulo el jueves pasado, ya se sacaron varias conclusiones en torno a la Selección albiceleste. Sin #Lionel Messi por lesión, el equipo dejó una gran cantidad de dudas en su presentación ante Ecuador, y el choque frente a Paraguay asoma como un paso clave para estos futbolistas y el entrenador.

Anuncios
Anuncios

Los problemas mostrados por el finalista de la Copa América dejó preocupado al común del cuerpo técnico, el cual tampoco desborda de confianza en este momento. A pesar de mantener a la gran mayoría de los nombres que alcanzaron la definición en el Mundial de Brasil, el nivel como equipo e individual no aparece.

La ausencia del 10 es ineludible. Messi es un factor irreemplazable para cualquier equipo, claras muestras de esto deja el flojo nivel actual del Barcelona. Yendo del lado de la Selección, está claro que sufrirá mucho la ausencia del crack rosarino, aunque dependerá del técnico tratar de suplir su figura sin que se note tanto, si es que es esto posible.

Otros jugadores de peso tampoco se encargan de llevar al equipo adelante. Es el caso de Angel Di María, un indiscutido que en momentos puntuales falla a la hora de la definición, ya sea con un remate en mala posición o un pase inapropiado.

Anuncios

Se le puede sumar al Fideo la mala fortuna de Sergio Aguero, quien tras marcar 5 tantos con su club solo pudo jugar medio tiempo frente a los ecuatorianos (salió desgarrado). La apatía de Javier Pastore como conductor tampoco se debe dejar de mencionar, y especial ante la ausencia de la Pulga.

Si uno hace foco en el plano grupal, el rendimiento es aun más preocupante. El equipo tiene una idea clara: mandar con la posesión de la pelota. El gran problema asoma cuando los interpretes no saben que hacer con ella, y a la hora de jugar sin el balón las ideas se nublan por completo, como si solo hubiera un plan para acatar, y no una segunda o tercera opción.

Yendo a los aspectos positivos, vale remarcar que las Eliminatorias recién comienzan, y Argentina tiene los futbolistas con la suficiente capacidad para cambiar la imagen dejada en el debut. 

La próxima cita será este martes ante el conjunto de Ramon Díaz, en lo que será una prueba de fuego para este plantel y su líder, el Tata Martino.