Lo que se vivió en Australia este domingo es para recordarlo por la próxima década. Sin duda alguna la mejor carrera de esta temporada 2015 del mundial de MotoGP se escenificó sobre el trazado de Phillip Island, donde se libró una verdadera batalla que culminó con una última vuelta de ensueño.

Lo más perjudicados, Valentino Rossi y Jorge Lorenzo y es que las Yamaha se vieron opacadas por la Honda de Marc Márquez y la sorpresiva Ducati que pilotaba Andrea Iannone, quienes se olvidaron de la lucha que mantienen los hombres de Yamaha por el campeonato y lograron acabar con las estrategias que tenían ambos pilotos de la casa de los tres diapasones.

Anuncios
Anuncios

Primero salió Lorenzo, dominador como siempre y con una velocidad de punta que le permitió rápidamente escaparse a 1,5 segundo del resto. Pero el español no contaba con la respuesta de Iannone y Márquez. El primero, piloto italiano de Ducati, logró liderar la carrera al principio pero luego el de Yamaha lo rebasó y se situó sólo en la punta.

Sin embargo, el daño mayor lo sufrió Rossi, ya que Iannone le propinó a su compatriota un golpe certero a sus aspiraciones al título, una buena noticia para Lorenzo que logró rebajar la diferencia de 19 a 11 puntos.

Sin embargo, el 99 de Yamaha no pudo lograr la victoria, lo intentó, pero su moto no lo respaldó y fue superado por Marc Márquez en la última vuelta. La lucha en la cabeza de la carrera se escenificó entre estos cuatro hombres que se adelantaban constantemente, primero eran Lorenzo e Iannone los que se peleaban por la victoria, pero a falta de 10 vueltas para el final se unieron en un solo grupo Márquez, Lorenzo, Iannone y Rossi.

Anuncios

Así llegaron a las últimas tres vueltas, en una lucha que no definía quien se quedaba con el triunfo. Rossi desde la cuarta posición hacía el trabajo más fuerte, logró colarse en el segundo puesto, pero su M1 al llegar a la recta principal se veía claramente superada por el motor de la Honda y la Ducati.

En el último giro, Lorenzo aún dominaba la carrera con medio segundo sobre Márquez, pero el de Cervera se guardaría lo mejor para los metros finales y con pura potencia de motor logró superarlo cuando se acercaba la última curva, así fue el triunfo número 50 de Márquez, una verdadera batalla campal que pasará a la historia como una de las mejores carreras de la era moderna de MotoGP. Segundo fue Lorenzo que no ocultó su frustración por perder la carrera en los últimos metros, mientras que tercero llegó Iannone, demostrando que la Ducati estaba en sincronía con el trazado australiano. Rossi por segunda vez en el año no subió al podio y fue el gran perdedor de la jornada.

Ahora viene Malasia, con Rossi y Lorenzo separados por 11 puntos y 50 en juego. Malasia podría tener campeón, pero tendría que caerse Lorenzo y lograr la victoria Rossi, por lo que es más probable que el mundial se defina en la última válida, en Valencia, España. #Europa #enDirecto