El #Fútbol es el deporte más popular del mundo, y como tal tiene hace más de un siglo miles de fanáticos en el planeta, de la misma forma que la tiene el Fútbol de Salón, ambos deportes con historias similares, pero paralelas. Fútbol y Futsal no son la misma cosa, y ésta nota describirá las diferencias históricas que unen y separan a ambos deportes.

El fútbol tiene su origen en Inglaterra en el último tramo del Siglo XIX, mientras que el Fútbol de Salón tiene sus comienzos en Uruguay, más específicamente el Montevideo, donde el profesor Juan Carlos Ceriani, ante la falta de espacios físicos para practicar fútbol, decidió en el gimnasio, pintar arcos en las paredes, para que sus alumnos puedan jugar un fútbol más reducido.

Anuncios
Anuncios

Inicialmente se lo conoció como fútbol de salón, y causó sensación en Uruguay, extendiéndose luego al resto de la región. Este fue el comienzo de un nuevo deporte, que en la actualidad tiene como una de pocas similitudes fútbol, la característica de jugar el balón con los pies.

El futsal luego sumó reglamentación de water polo (reglas del arquero), básquet (cinco jugadores en cancha, además de aspectos tácticos), hockey sobre patines (aspectos tácticos, técnicos y reglamentarios) para convertirse la Confederación Sudamericana de Fútbol de Salón (CSFS) en 1965 en la primera organización internacional del deporte, posteriormente fundante de la Federación Internacional de Fútbol de Salón (FIFUSA), la cual tuvo entre sus presidentes al brasileño Joao Havelange, luego máximo referente de FIFA en periodo 1974-1998.

Anuncios

Por estas circunstancias históricas es que se habla de Sudamérica como la cuna del Futsal, ya que CSFS junto a FIFUSA organizó además del primer torneo internacional (Sudamericano de Selecciones de Futsal 1964/1992), organizó tres mundiales (1982, 1985, 1988), hasta la disolución de FIFUSA en 1990, al tiempo que FIFA buscaba entrar en el terreno del futsal bajo sus propias reglas, logrando el apoyo de España y Brasil en un primer momento.

Tras la disolución de FIFUSA, la Asociación Panamericana de Futsal (PANAFUTSAL) se hizo cargo de otros cuatro mundiales en nombre de FIFUSA, hasta la fundación de la Asociación Mundial de Futsal (AMF), la cual rige la histórica línea del profesor Juan Carlos Ceriani, hasta la fecha, con cuatro mundiales más y la última edición en Bielorrusia.

La disputa entre AMF y FIFA tiene diversos trasfondos, como la prohibición de FIFA de utilizar el nombre fútbol en otro deporte por parte de la otra asociación, y la lucha de ambos por ganar un lugar en el Comité Olímpico Internacional.

FIFUSA y AMF han organizado once mundiales oficiales, con tres títulos para Paraguay, tres para Colombia, dos para Brasil y uno para #Argentina, Portugal y Venezuela, mientras que FIFA ha organizado mundiales de futsal bajo su fiscalización desde 1989 hasta 2012, con cinco títulos para Brasil y dos para España.