A lo largo de las historias de las Copas del Mundo encontramos casos de padres e hijos que disputaron una contienda mundial en diferentes épocas del deporte. Desde Uruguay 1930 hasta nuestros días hay ejemplos dignos de recordar en donde tanto el padre como el hijo vistieron la misma camiseta nacional.

El primer caso es de Uruguay: Julio Montero Castillo y su hijo Paolo Montero. Julio fue un aguerrido marcador de punta que brilla en Nacional de Montevideo entre 1964 y 1973. Jugó 2 Copas del Mundo: México 1970 y Alemania 1974. En el caso de su hijo Paolo, se desataco en la Juventus de Italia, entre otros clubes, y participo con la Celeste del Mundial de Corea- Japón 2002.

Anuncios
Anuncios

Otro caso charrúa es el de la Familia Forlán: Pablo y Diego Forlán. El padre Pablo, se destacó en Peñarol de Uruguay, San Pablo y Cruzeiro de Brasil entre otros clubes. Defendió a la “Celeste” en los Mundiales de 1966, 1970 y fue miembro de la delegación uruguaya en Alemania 1974. En el caso de Diego, brillo en el Manchester United, Atlético de Madrid, Inter de Milán entre otros, y fue uno de los goleadores del Mundial de Sudáfrica 2010. Es el jugador con más partidos con su selección Nacional con 112 presencias.

En México está el caso de la familia Chicharito quien con 3 generaciones, jugaron todos Copas del Mundo. Tomas Baltazar estuvo en el Mundial de Suiza 1954. Su hija contrae matrimonio con Javier Hernández Gutiérrez “Chicharo” quien participo en el torneo de México 1986 en su país.

Anuncios

Y por último, su hijo Javier Hernández Gutiérrez, conocido como “chicharito” participo de la Copa del Mundo Sudáfrica 2010.

En Europa encontramos varios casos: en España se destacan Periko Alonso y su hijo Xavi Alonso. Periko fue una figura central en la gran campaña de la Real Sociedad entre 1980 y 1982. Estuvo con la selección española en el Mundial de España 82 en su país. En el caso de su hijo es un gran jugador con grandes pasos por el Liverpool inglés y el Real Madrid. Participo en lo mundiales de Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, en donde se consagro Campeón del Mundo.

Los italianos tienen su caso con la Familia Maldini: Cesare y Paolo. El padre Cesare ya fallecido, fue un estandarte del Milán entre 1954 y 1966 y en Torino entre 1966-1967. Estuvo en la Copa del Mundo de 1962 y además fue entrenador de la “azzurra” en Francia 98. Este es uno de los casos más representativos de este articulo porque su hijo Paolo fue dirigido por el en el mismo Mundial de 1998, en donde Italia perdería en Cuartos de Final ante el dueño de casa por definición por penales.

Anuncios

Además Paolo estuvo en los Mundiales de Italia 90 y USA 94.

Polonia tiene también el caso de la familia Smolarek: El papa Wlodzimierz y su hijo Euzebiuzs. El primero defendió los colores de su país en los Mundiales de España 82(logrando un 3º puesto) y en  México 86. En el caso de Euzebiuzs, fue un delantero que paso por el Borussia Dortmund alemán entre 2004 y 2007 y estuvo en el Mundial de Alemania 2006.

Más al norte de Polonia en Suecia encontramos a la familia Andersoon: Papa Roy y sus dos hijos Patrick y Daniel. Roy fue defensor y estuvo en Argentina 1978 quedando eliminada su selección en Primera Ronda. En el caso de su hijo mayor Patrick fue también defensor y estuvo en USA 94 (tercer Puesto) y Corea – Japón 2002. El menor de los Andersoon, Daniel  era volante central y defendió a su país en Alemania 2006. #Fútbol