El MGM Grand de Las Vegas será una vez más escenario de un combate con gran repercusión a nivel mundial. El protagonista estelar será Manny Pacquiao, quien cierra 21 años de carrera en los cuadriláteros frente a Timothy Bradley.

El filipino de 37 años , empeñado en cimentar su legado como uno de los más grandes boxeadores de la historia, se convertirá en leyenda luego de su tercera pelea contra el norteamericano Timothy Bradley y se centrará por completo en su carrera política en su país natal, donde buscará su elección al Senado.

Ambos púgiles cumplieron con el peso reglamentario (Pacquiao detuvo la báscula en 145.5 libras, mientras que Bradley pesó 146.5) para su encuentro de este sábado (madrugada del domingo en Argentina) en "La Ciudad del Pecado".

Anuncios
Anuncios

El combate será por un cinturón especial para “supercampeones” que diseñó la Organización Mundial de #Boxeo (OMB) para este evento, que será transmitido por el sistema PPV de la cadena HBO.

El combate no titular en los pesos welter significará el retorno al ring de Pacquiao tras  tras la derrota por decisión unánime ante Floyd Mayweather en la llamada "Pelea del Siglo" realizada el pasado año, en el mismo escenario que este 9 de abril vivirá su última velada

Pacquiao (57-6-2, 38 KO), también conocido como "Pac-Man" es el único púgil que ha logrado ocho títulos mundiales en ocho categorías diferentes: peso mosca del Consejo Mundial de Boxeo (WBC), peso supergallo de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), peso pluma para la revista estadounidense de boxeo "The Ring", peso superpluma y ligero del WBC , peso superligero para The Ring y peso wélter y superwélter de la Organización Mundial de Boxeo (WBO).

Anuncios

Por su parte, Bradley (33-1-1, 13 KO), campeón del Mundo hasta en cinco categorías diferentes y vigente número de Peso Welter, ha manifestado estar preparado para frenar los ataques de Pacquiao, y dispuesto a dar "otra sorpresa".

Se completará la trilogía en lo que refiere a enfrentamientos entre dos de los púgiles más laureados de la historia de este deporte luego del triunfo por decisión controversial del californiano en 2012 y el éxito del filipino en 2014 por voto de los jueces. 

"No puedo decir que no voy a volver", dijo Pacquiao a la prensa esta semana, explicando que su modo de pensar puede cambiar una vez que se enfrente a la vida sin el deporte que le ha hecho fabulosamente rico y un héroe nacional.

"Es muy importante para mí ganar esta pelea, y ganar de manera convincente. Es parte de mi legado. Nada me gustaría más que ganar por KO en mi última pelea. Lo que quiero es ganar de manera clara”, destacó Mannya lo largo de la promoción del combate

Vale recordar que el último nocaut efectivo de Pacquiao fue contra el inglés Ricky Hatton, cuando estuvo en disputa el título Superligero de la Organización Internacional de Boxeo en 2009. #EEUU