Chile obtuvo oficialmente un récord Guinness luego que 2.357 personas se turnaran para protagonizar un partido que se prolongó por 120 horas. Según informó la adjudicadora del Guinness World Records, el país trasandino fue epicentro de una hazaña que se desarrolló en el estadio Bicentenario de la comuna de La Florida. Pese a que la adjudicadora demoró en analizar las estadísticas, el récord se alcanzó al atardecer del domingo.

Durante casi 6 días, los jugadores, la mayoría aficionados, mantuvieron en constante movimiento el balón y fueron rotando con el objetivo de que participen el mayor número de personas. Originalmente, los organizadores pretendían batir el récord en duración de un partido, que databa de 105 horas en Inglaterra, pero el Guinness World Records les reconoció la cantidad de participantes, los cuales tuvieron como protagonistas a aficionados, miembros de fundaciones sociales, agrupaciones étnicas, fanáticos de regiones, jugadores amateur y profesionales, que vieron acción en los momentos culminantes del partido más largo de la historia que tuvo una duración de 6 días.

Anuncios
Anuncios

En el campo de juego estuvieron presentes 22 profesionales, entre los cuales se destacaban Guillermo Maripán y Fernando Cordero, futbolistas de la Universidad Católica de #Chile y el ya retirado Nelson Tapia, entre otros jugadores que militan en el #Fútbol chileno. En lo que significó la segunda marca mundial del país, después del salto de 2,47 metros de altura que concretó Alberto Larraguibel en 1949, el marcador final del encuentro fue 505-504 con victoria del equipo blanco por sobre el elenco azul.

La iniciativa, organizada por Entel, tenía como único requisito que el balón no dejara de correr y el principal atractivo de la actividad fue que se jugó de día y de noche, con lo cual se organizaron tres turnos de ocho horas, períodos en los cuales había un utilero, dos coordinadores de cancha y cuatro peloteros.

Anuncios

A medida que los aficionados se daban cita en el estadio de La Florida, el árbitro era notificado de los cambios por un micrófono. El frío, la lluvia y la niebla matinal no fueron impedimento para el desarrollo de un cotejo abierto para todos, incluso la Asociación de Sordomudos de Chile (ASOCH) dijo presente.