La cuenta regresiva para el comienzo de los #Juegos Olímpicos se acelera y por consiguiente los problemas en #Brasil se multiplican. A falta de 80 días para el inicio del máximo evento deportivo a nivel mundial, el gigante de Sudamérica atraviesa una situación conflictiva y delicada a la vez que forman parte de un contexto poco alentador ante la cercanía del comienzo del mega evento el próximo 5 de agosto.

La grave crisis política económica y social que atraviesa Brasil, la peor recesión desde los años 30 que para la agencia de calificación de riesgo Moodys no se alterará tras el evento olímpico, la suspensión de la presidente Dilma Rousseff que dio comienzo a un juicio político, las obras que aún no están terminadas, la falta de seguridad en la ciudad sede con fuerte historia de violencia urbana y la expansión del virus Zika son los factores que preocupan no solo a los atletas y turistas de todo el mundo sino también a los organizadores.

Anuncios
Anuncios

El zika es una enfermedad que se extendió de manera global pero principalmente tuvo mayor relevancia en América Latina y Brasil no está exento de la cuestión. En momentos en los cuales EEUU se suma al pedido de ayuda para combatir la fiebre zika, que se propaga por la picadura del mosquito y según la Organización Mundial de la Salud (OMS) puede producir defectos congénitos, microcefalia y problemas neurológicos, el Comité Olímpico Australiano ha tomado la decisión de distribuir a sus atletas condones anti-zika de marca "Dual Proteger". El mismo está desarrollado por las compañías australianas Starpharma y Ansell y se presenta como innovador porque están recubierto con un gel lubricante que actúa como un agente antiviral.

Con el objetivo de reducir el riesgo de contaminación por virus Zika en la sede olímpica, los dispensadores de condones se instalarán en la Villa Olímpica de los Juegos con el propósito de garantizar la salud y el bienestar de la delegación oceánica ante la ausencia de medidas de prevención implementadas por el COI, que solo se limita a esperar que el clima invernal sea un aliado para que el riesgo disminuya.

Anuncios

La emergencia sanitaria a nivel mundial podría propagarse ante la masiva llegada de turistas de todo el mundo (se calculan medio millón de personas) a Brasil, el país más afectado en el mundo con alrededor de un millón y medio de personas, lo que posibilitaría una propagación a distintas regiones del mundo como ha sucedido con el virus H1N1 y el Ébola. La OMS recomienda el uso de repelentes de mosquitos, ropa ligera de color que cubra todo el cuerpo, abstenerse de tener relaciones sexuales durante la estadía en la "Cidade Maravilhosa" y optar por habitaciones con aire acondicionado.

Ante este panorama lleno de dudas y pocas certezas, en diferentes medios periodísticos del mundo se comenta la posibilidad de un cambio de sede o bien la suspensión de la cita olímpica, lo cual significaría una decisión que en la actualidad lejos está de ser posible teniendo en cuenta el parecer de los máximos dirigentes del Comité olímpico Internacional (COI), quienes ha confiado plenamente en la organización más allá del panorama desalentador que se vive en el país anfitrión de los primeros Juegos en territorio sudamericano, en una circunstancia que se asimila a la acontecida en el 2014 cuando la FIFA organizó la Copa del Mundo de fútbol.

Anuncios