El delantero argentino Gonzalo Higuaín anotó un triplete en el triunfo del Nápoles contra el Frosinone por 4-0  y se convirtió en el máximo goleador histórico de la Serie A, con 36 goles marcados en 35 presencias. La victoria le permitió al elenco napolitano finalizar el Calcio en la segunda posición por delante del Roma, ubicación que le valió la calificación directa a la próxima Champions League.  

En el estadio San Paolo, el "Pipita" entró en la historia del Nápoles y del #Fútbol italiano. Los tres goles marcados en el duelo ante Frosinone en un lapso de 20 minutos significaron una marca de 36 goles que superó el histórico récord del sueco Gunnar Nordahl, que había anotado 35 y 34 tantos en 1950 y 1951, respectivamente.

Anuncios
Anuncios

El atacante albiceleste, que alcanzó el récord pese a que tuvo que cumplir una suspensión de tres fechas en el tramo final de la campaña, es parte de la nómina de 40 jugadores que entregó Gerardo Martino de cara a la Copa América Centenario, a celebrarse en Estados Unidos entre el 3 y 26 de junio.

Higuaín anotó su primer gol a los 7 minutos cuando empujó el balón en el área chica para poner el 2-0 del conjunto napolitano, más tarde a los 17 anticipó en el primer palo un centro desde la derecha y finalmente a falta de 20 minutos llegó el gol que hizo historia con un golazo de media vuelta-tijera-chilena. De esta manera se convirtió en la gran figura del encuentro en la goleada del Nápoles que asegura la participación en la próxima Liga Campeones, obligando a la Roma, que superó al Milán, a disputar la fase previa del certamen europeo más importante del mundo.  

En la Serie A de Italia que culmina este domingo, Pipita aventajó por 19 goles de distancia a su compatriota Paulo Dybala en la tabla de goleadores y se convirtió en el noveno goleador argentino en los 87 años de historia de la Serie A.

Anuncios

Sus antecesores fueron Enrique Guaita (1935), Angelillo, Omar Sívori (1960), Pedro Manfredini (1963), Diego Maradona(1988), Gabriel Batistuta (1995), Hernán Crespo (2001) y Mauro Icardi (2015). 

Por su parte, Juventus celebró con estilo su quinto campeonato consecutivo al aplastar 5-0 a Sampdoria con doblete de Paulo Dybala en una jornada de festejos en el Estadio Juventus, donde se le entregó el trofeo al conjunto de Massimiliano Allegri. En tanto, Sassuolo venció 3-1 al Inter de Milan y al culminar sexto en la tabla tiene la posibilidad concreta de ingresar a la Liga Europa si los rossoneri pierden ante la Juve en la definición de la Copa Italia.