Con la presencia del argentino Ever Banega en cancha, el Sevilla se consolidó en Suiza como el rey absoluto de la Europa League tras derrotar 3-1 al Liverpool en una definición que tuvo un desarrollo muy disparejo en cuanto al dominio de ambos equipos en el estadio St. Jakob Park, de Basilea. 

La final del segundo torneo de clubes más importante de la UEFA comenzó con el equipo inglés como protagonista y con la propuesta ofensiva e intensidad propia de un elenco que buscaba finalizar de la mejor manera una temporada con más pena que gloria en la Premier y Copa de la Liga. Con el apoyo de miles de hinchas, el conjunto de Klopp tuvo las mejores oportunidades para abrir el marcador, objetivo que se concretó a los 35 minutos por medio de Daniel Sturridge con un gran remate a tres dedos.

Anuncios
Anuncios

Un verdadero golazo que pudo ser el puntapié de un segundo tanto que nunca llegó no solo por la falta de definición en los últimos metros sino también por la floja actuación del árbitro sueco Jonas Eriksson, quien omitió dos claros penales en favor del equipo británico en el primer tiempo y fue centro de la polémica en el tercer gol del equipo español cuando dio vía libre para la anotación de Coke en momentos en los que el línea levantó la bandera por offside.

La clara diferencia en favor del Liverpool que no se condecía con los goles tuvo un vuelco muy marcado en el segundo tiempo, período en el cual Sevilla pudo recuperarse y sacar su estirpe de campeón. El francés Kevin Gameiro igualó las acciones ni bien comenzó la etapa complementaria, en lo que significó un cambio radical en el juego respecto a lo sucedido en los primeros 45 minutos.

Anuncios

Dos tantos del capitán Coke Andújar (63' y 70') le permitieron al cuadro de Unai Emery convertirse en el primer club que se proclama campeón del certamen por tercera vez consecutiva. 

Además, el entrenador del Sevilla es junto al italiano Giovanni Trapattoni el DT más laureado en la competencia con tres festejos. El conjunto sevillano consiguió su quinto título luego de las celebraciones en 2006, 2007, 2014 y 2015 para sacar una ventaja de dos coronaciones a Juventus, Inter de Milán y el propio Liverpool, que perdió su segunda final en la temporada tras quedarse con las manos vacías en la definición de la Copa de la Liga y prolonga su sequía de títulos.

El título de los blanquirrojos, que le posibilita un billete directo a la fase de grupos de la próxima Liga de Campeones, fue motivo de festejo y orgullo para el #Fútbol argentino teniendo en cuenta que tres futbolistas nacionales fueron parte del plantel sevillano. Se trata de Ever Banega, Nicolás Pareja y Federico Fazio, siendo el primero de ellos parte fundamental en la estructura del cuadro sevillista desde su arribo en 2014, cuando proveniente de Valencia ocupó el lugar del croata Ivan Rakitic, quien fuera transferido al Barcelona.

Anuncios

El rosarino de 27 años, que partirá al Inter de Italia, estuvo en cancha los 90 minutos y levantó el trofeo de la #Europa League por segunda vez tras el festejo del 2015, partido en el cual fue elegido el jugador más valioso. En tanto, Nicolás Pareja, con poco rodaje en el último tiempo luego de estar inactivo por una lesión, ha observado la final desde el banco de suplentes, mientras que el defensor Federico Fazio ni siquiera fue convocado para ser parte del plantel en la definición. 

El equipo andaluz llega entonado para el choque ante Barcelona, el domingo próximo, en el marco de la final de Copa del Rey  a disputarse en el estadio Vicente Calderón de Madrid.