Transcurridas 15 etapas, la definición de la 99° edición del Giro d’Italia permanece abierta. El holandés Steven Kruijswijk cuenta con una ventaja de 2’12” respecto al colombiano Esteban Chaves, máxima ilusión del ciclismo de su país y latinoamericano. Más atrás se posicionan el italiano Vincenzo Nibali, a 2’51”, el español Alejandro Valverde, a 3’29” y completando el top 5 se ubica el polaco Rafal Majka, a 4’38”. 

Tras las deserciones de Mikel Landa, Tom Dumoulin y Ryder Hesjedal, los ciclistas deberán afrontar la última semana de competencia en las Alpes Occidentales para culminar la "Corsa Rosa" en la ciudad de Turín, el próximo domingo 29.

Anuncios
Anuncios

Luego de la tercera y última jornada de descanso en el Tirol del Sur, este martes se retoma la actividad con la etapa 16 que unirá Bressanone/Brixen y Andalo, en un trazado relativamente corto (132 kilómetros).

Pese a que el recorrido es breve, quienes no se hallan recuperado de la exigente segunda semana de competencia con desenlace en la dura cronoescalada del domingo, podrán sufrir las consecuencias teniendo en cuenta que deberán afrontar dos puertos de segunda categoría y la subida final de tercera categoría. Habrá también una ascensión al Passo della Mendiola y al Fai della Paganella, un exigente puerto que se corona a poca distancia de la meta.

Las etapas decisivas que definirán al nuevo ganador de la prueba italiana, válida en el calendario de la Unión Ciclista Internacional, tendrán como escenario a los puertos del Trentino y de los Alpes franceses antes del paseo triunfal por Turín.

Anuncios

El miércoles será el turno de la etapa 17 que unirá Molveno y Cassano D´Adda (196 kilómetros). Un recorrido movido en la primera parte y luego totalmente llano, en el cual los corredores deberán sortear diferentes ondulaciones de dificultad media hasta el arribo a Brescia, en donde comienza la llanura. 

El jueves será el turno de la etapa 18 entre Muggió y Pinerolo (244 kilómetros), un trayecto llano durante 170 km en la que se atraviesa toda la llanura padana noroeste de Milán a Turín, y complicado en el final. El único ascenso es la Colletta di Cumiana y a 2.000 metros de la llegada un descenso empinado y difícil hasta la ciudad de Pinerolo.

Un día después la competencia unirá Pinerolo con Risoul (162 kilómetros). Por segunda vez en esta edición, el Giro sale de Italia para rumbear hacia Francia en una etapa con final en la cima de Risoul, una llegada inédita para la "Corsa Rosa" pero habitual en Dauphiné Liberé.

Tras los 80 kilómetros de falso llano se iniciará la subida al Colle dell´Agnello, el punto más alto de la carrera, que se corona a 2.744 metros de altura.

Anuncios

Este puerto, cubierto de nieve, incluye 21 kilómetros de subida al 6,8%. Luego de un descenso de casi 40 kilómetros, los ciclistas tendrán un nuevo desafío: la subida final a Risoul, alto de primera categoría de 13,9 kilómetros al 6,9%. 

El sábado se llevará a cabo la etapa número 20 entre Guillestre y Sant Anna di Vinadio (134 kilómetros). Será la última llegada en alto del Giro y por ende la última gran exigencia para muchos corredores que deberán aprovechar la última oportunidad para pelear por la Maglia Rosa. El trayecto acumula 4.100 metros de desnivel con tres colosos de los Alpes (Bonette, Colle della Lombarda y Sant´Anna di Vinadio. Será en esta última cima donde se conozca al ganador virtual del Giro en la previa del paseo triunfal por Turín el domingo 29. #Giro de Italia