La Ciudad de México albergó el Congreso de la #FIFA, en donde se reunieron más de 1,200 dirigentes de 209 países que conforman las diversas federaciones y confederaciones del fútbol mundial. El primer gran evento que se celebró tras el congreso extraordinario ocurrido tras la renuncia de Joseph Blatter y en donde se nombró a Gianni Infantino como nuevo presidente del organismo en un contexto de escándalo de corrupción, también denominado FIFA-Gate, en un caso judicial conocido hace un año luego de que las autoridades suizas arrestaran en un hotel de Zúrich a siete altos dirigentes de la FIFA por haber gestionado sobornos por más de 150 millones de dólares.

Anuncios
Anuncios

El revuelo que ha generado una crisis de credibilidad en el fútbol fue tal que varios dirigentes de las distintas confederaciones renunciaron o fueron reemplazados en sus cargos, como ha sido el caso de Michel Platini, quien anunció su dimisión como presidente de la UEFA después de no poder revertir la suspensión en su contra por un cobro de manos de la FIFA en 2011 y las sanciones a dos altos ejecutivos de Chile y Colombia de por vida por sobornos. 

Durante el sexagésimo sexto Congreso en el Distrito Federal de México se aprobó la admisión de las Federaciones de Kosovo y de Gibraltar como los miembros 210º y 211º del organismo, se revisaron los informes financieros del 2015, se discutieron y votaron los cambios y reformas propuestas a los estatutos del organismo aprobadas el año pasado, se fijaron las bases para el futuro del balompié mundial y se reanudó el proceso de atribución de la Copa del Mundo 2026 que se había suspendido por sospechas de corrupción en la asignación del Mundial 2018 y 2022.  

En la convención que se enmarca en el 50 aniversario de la construcción del Estadio Azteca, el flamante presidente de la FIFA, el suizo Gianni Infantino no solo afirmó que se ha superado la crisis y pronosticó un futuro prometedor sino también anunció la designación como secretaria general de FIFA de la diplomática senegalesa Fatma Samba Diouf Samoura, una veterana diplomática con 21 años de experiencia en la ONU y con distintos cargos en África que se convierte en la primera mujer que a mediados de junio tomará el cargo en esta organización.

Anuncios

Samoura cumplirá su nueva función en reemplazo del francés Jérome Valcke, quien fuera despedido y suspendido 12 años por una trama de reventa de entradas en vísperas del Mundial de Brasil en 2014. Otros nombramiento durante la asamblea tuvo como protagonista al canadiense Victor Montagliani, nuevo presidente Concacaf, una confederación cuyos tres últimos presidentes Jack Warner, Jeffrey Webb y Alfredo Hawit están inculpados por la justicia de EEUU.

En definitiva, un año después de las detenciones en Suiza de varios altos cargos del fútbol mundial, Infantino pretende iniciar una nueva era al frente de la madre del fútbol mundial que se fundó el 21 de mayo de 1904, tiene su sede en Zúrich y forma parte del IFAB, el organismo encargado de modificar las reglas del juego.