Con una temperatura de 14°C y un cielo parcialmente nublado, la etapa 17 del Giro de Italia dio comienzo en Molveno, localidad y comuna de la provincia de Trento, región de Trentino-Alto Adigio, en donde los ciclistas iniciaron un recorrido de 196 kilómetros con final en Cassano d’Adda, localidad situada en la provincia de Milán, región de Lombardía. En la semana decisiva del Giro, el alemán Roger Kluge (IAM) ganó al esprint la etapa con un crono de 4 horas, 31 minutos y 29 segundos, mientras que el holandés Steven Kruijswijk (Lotto NL) conservó la 'maglia rosa' de líder de la general. 

El recorrido que llevó el grupo desde las Alpes hasta la Pianura Padana significó una de las últimas oportunidades para los velocistas teniendo en cuenta que se trató de un trayecto movido en la primera parte, que culminó con la subida al único puerto puntuable, el Passo Sant'Eusebio, y sobre una superficie llana en la segunda parte con dos sprint intermedios previo a la llegada a la meta.

Anuncios
Anuncios

Los corredores enfrontaron diferentes ondulaciones de dificultad media hasta el km 120 (Brescia) donde comenzó la llanura.  

Con la retirada de Luka Mezgec, del Orica, un total de 162 ciclistas tomaron la salida de una etapa en la cual los escapados consiguieron distanciarse a poco más de 5 minutos en los primeros 30 kilómetros con una velocidad media en la primera hora de carrera de 44 km/h. Modolo y Nizzolo tomaron la delantera por sobre los equipos de los velocistas, que poco a poco comenzaron a reducir la diferencia en el pelotón en momentos en los cuales los líderes se disponían a ascender el Passo Sant'Eusebio.

La ventaja de la fuga, en torno a tres minutos y 40 segundos cuando restaban 68 kilómetros, se esfumó cuando a falta de 30km para la meta, Konovalovas, Bak y Belkov dieron alcance a los fugados y se formó un grupo de hasta 12 corredores.

Anuncios

El Lampre y el Lotto Soudal protagonizaron un emocionante final, en el cual los sprinters trabajaron a destajo para derribar la fuga en las carreteras de Cassano d´Adda. No hubo sprint porque el alemán Roger Kluge salió a unos 250 metros y sorprendió a los velocistas superando a Nizzolo para adjudicarse la victoria.

Ambos atacaron en el último kilómetros y el ciclista alemán del equipo IAM fue el más veloz en una nueva demostración del poderío de los alemanes en el sprint en este Giro 2016 como ha sucedido en los triunfos de Kittel y Greipel. Fue el primer triunfo etapa en una de las tres grandes vueltas para Roger Kluge, quien se ha impuesto a los grandes favoritos en lo que ha sido la penúltima oportunidad de victoria para los sprinters en esta edición de la Corsa Rosa.  

Con estos resultados, todo sigue igual en la clasificación general. El holandés Steven Kruiswijk (68:11:39), que finalizó 30 en la etapa, lidera con 3 minutos de ventaja sobre el colombiano Esteban Chaves, puesto 34 en la jornada de hoy, y 3'23" sobre el español Alejandro Valverde, se ubicó 24 en la etapa 17.

Anuncios

Mas atrás, relegados en la lucha por el título, se posicionan el italiano Nibali, a 4:43 y el ruso Zakarin, a 4:50, completando el top 5. Los colombianos Rigoberto Urán y Darwin Atapuma se ubican en el puesto 12 y 13 respectivamente, y Sebastián Henao decimoquinto.  

Este jueves continuará la acción con la etapa 18, la cual unirá las localidades de Muggio  y Pinerolo con un recorrido de 244 kilómetros. En la primera parte se atraviesa toda la llanura padana noroeste de Milán a Turín, en Pinerolo será momento del único ascenso de los ciclistas en la Colletta di Cumiana, luego enfrentarán el Pramartino y después de un descenso volverán a la ciudad de Pinerolo para los 3 km finales. La línea de meta se ubica al final de una recta de 350 metros.  #Giro de Italia