El Comité Olímpico Internacional no suspendió a Rusia y dejó la sanción en manos de las federaciones internacionales de cada deporte, las cuales decidirán cuales serán los deportistas rusos que podrán competir en los #Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. A través de una reunión por videoconferencia en Lausana, el Comité Ejecutivo del COI, liderado por el alemán Thomas Bach, ha debatido sobre el doping sistemático para tomar una de las decisiones más importantes de su historia.

La decisión final del organismo encargado de promover y coordinar las actividades del olimpismo en el mundo ha sido evitar la expulsión de un país entero, una determinación que genera debate en el deporte internacional luego del informe de la Agencia Mundial Antidoping, que acusa a una de las potencias mundiales de manipular muestras antidoping con colaboración del Estado y servicios secretos.

Anuncios
Anuncios

De esta manera, la cuarta nación en el medallero de la cita olímpica en Londres 2012 y líder en los Juegos de Invierno de Sochi en 2014, que recibió un duro golpe la semana pasada cuando el Tribunal de Arbitraje Deportivo confirmó la decisión de la IAAF de rechazar el recurso presentado por 67 atletas rusos con motivo de la exclusión de la primera cita olímpica en territorio sudamericano, deberán aguardar por la decisión de las federaciones internacionales de las distintas disciplinas para definir el equipo olímpico.

El mismo fue anunciado días atrás y en principio está conformado por 387 deportistas, los cuales esperarán el permiso para competir en la máxima cita del deporte que quedará inaugurada el 5 de agosto. Los deportistas rusos involucrados en el dopaje no podrán acudir a Río, los atletas "limpios" se someterán a distintos controles de la AMA y el resto definirá su suerte en duros criterios de selección de cada una de las federaciones que además tendrán la participación de un árbitro del TAS que será el encargado de corroborar que las federaciones cumplan con los criterios impuestos.  

En definitiva, el castigo leve impuesto por el COI, que podría elevarse a un tercio de la delegación de Rusia (el voleibol, la natación, la lucha, el atletismo y la halterofilia son los deportes más comprometidos dada la gran cantidad de positivos), es del agrado no solo del presidente del país, Vladimir Putin, sino también de Alexandr Zhukov (Comité Olímpico Ruso), quienes habían reclamado con anterioridad que cada federación sea la que decida sobre la inclusión o no de los deportistas y además crearon una comisión nacional antidóping.