Carlos Tévez (32) se convertirá en el futbolista mejor pago del planeta, gracias al contrato que firmó con el equipo chino Shangai Shenhua, quien le abonará la descomunal cifra de 40 millones de dólares por temporada. Es un honor para #Argentina que un compatriota alcance semejante récord, de ahora en más será una megaestrella mundial. Pero sus fanáticos, desde #Boca Juniors, ven esa conquista como una traición, sucede que siempre vieron a Tévez como alguien cercano y ahora será inalcanzable.

A lo George Clooney

El crack argentino se casó el 22 de diciembre del 2016 con su novia desde hace veinte años, Vanesa Mansilla (31), con quien tiene tres hijos. La boda fue digna de una estrella Hollywood, duró cuatro días, como acostumbran los gitanos y costó un millón de dólares aproximadamente. Se puede decir que Tévez 'copió' a su actor favorito George Clooney (55), ya que ambos tuvieron casamientos muy esperados, espectaculares, lo hicieron en un país extranjero y captaron la atención de todos los medios de comunicación.

Entendiendo un fenómeno

Los seguidores de Tévez lo perciben como alguien familiar pero eso ahora va a cambiar, el futbolista será un ícono deportivo internacional, ya lo era, pero ahora su figura alcanza una magnitud inimaginable. Es por eso que a algunos les cuesta digerir la nueva situación del 'Apache'. 'El jugador del pueblo' ahora es toda una celebridad como Justin Bieber, Kim Kardashian, Kanye West o Julio Iglesias, todos íconos de la cultura popular.

Para entender un poco el fenómeno asiático se debe informar que el presidente de China, Xi Jingping (63), tiene como objetivo convertir a su país en una superpotencia futbolística antes del 2050. Para eso están contratando a los mejores futbolistas del planeta, generando credibilidad e impacto. En China es obligatoria la práctica de deportes durante toda la etapa escolar, las escuelas son gratuitas y sus practicas favoritas son el ping-pong y el badmington.

Desde el gobierno están tratando de imponer el #Fútbol y al pueblo chino lo está aceptando con agrado.