En cualquier organización, el gerente de un área debe gestionar buscando la eficiencia sobre la eficacia. Si la situación de la empresa o el mercado donde se desenvuelve es de crisis, las consecuencias de una mala gestión pueden ser caóticas.

Algunos errores típicos que suelen cometer los gerentes y que se deberían evitar  son:

  1. No generar la idea de trabajo en equipo y colocar a un colaborador en contra de otro.
  2. Mostrar favoritismo sin considerar el desempeño individual.
  3. Alabar o llamar la atención sin conocer los temas a fondo.
  4. No premiar a sus colaboradores o lo que es peor, no conocerlos lo suficiente para conocer el modo de premiarlos.
  5. No delegar tareas en su equipo de #Trabajo.
  6. Permitir  que los colaboradores usen la frase “no es mi tarea”.
  7. Cambiar su criterio de trabajo por el de su cliente interno.
  8. Manejarse con negro o blanco sin comprender la existencia de grises.
  9. Dejar de lado la capacitación de sus integrantes y la propia.
  10. No informar a su equipo de trabajo el estado de las tareas y objetivos del área.
  11. Demorar en informar a su jefe sobre los problemas críticos del área.
  12. Permitir la existencia de divisiones entre áreas trasladando los problemas de la organización, sin sembrar la idea de que todas componen  el mismo equipo.
  13. Exigir a su equipo tomar decisiones rápidas.
  14. No evidenciar el marco general de la situación.
  15. Hablar mal de la empresa  o de sus compañeros de trabajo.
  16. Ponerse a la defensiva frente a las criticas.
  17. No generar confianza en su colaboradores.
  18. No pelear por los recursos necesarios para que su área logre realizar las tareas.
  19. No compartir su discrepancia de criterios por más que luego no se tomen en cuenta en una decisión final.
  20. Imponerse como un líder por su cargo.

Generalmente los responsables de las áreas suelen preguntarse qué falla en su equipo de trabajo, sin analizar si el error no es por causa de uno mismo.

Anuncios
Anuncios

El diálogo y el análisis de las situaciones conflictivas pueden facilitarse y resolverse con la colaboración del área de RRHH de cada organización. Por esta razón es fundamental que cada gerente acuda a RRHH a fin de detectar problemas de conducción, ya que no hay peor situación que cuando uno no sabe que existe un problema. #Argentina #Negocios