Hablando de Economía y echando un vistazo específicamente a la economía Sudamérica nos encontramos que hay muy malas noticias pues, según la Comisión Económica para America Latina (CEPAL), Sudamérica se encuentra en números rojos debido a que la economía de muchos de los países que la conforman están sufriendo contracciones considerables durante este año 2015.

Si nos referimos a factores internos que intervienen en el desplome de la economía sudamericana no encontramos que se debe principalmente a la falta de inversionistas y a la poca diversificación de su producción. Sin embargo, existen factores externos que también incrementan este desplome, tal como es el descenso de la economía China y el lento crecimiento económico a nivel mundial en este año 2015.

Anuncios
Anuncios

Otro factor que ha influido para empeorar esta situación es el alza de la tasa de interés en Estados Unidos, haciendo que los bancos centrales de América Latina tengan que aumentar también sus tasas.

Sin embargo el principal factor que afecta la economía Sudamericana es el descenso de los precios del petróleo, que  han golpeado grandemente  a países como Venezuela, México, Brasil, Colombia, Argentina y Ecuador. Así mismo, las contracciones de las economías de estos países se ve influenciada por la dependencia que tienen de la producción de crudo, donde desde lejos se observa a Venezuela como el gran perdedor ya que su economía se fundamenta principalmente de la producción y exportación del mencionado producto.

Caso contrario ocurre con México que, aunque es el segundo productor de petróleo en Latinoamérica, debido a que su economía no se fundamenta sólo en este producto, sino también en el sector manufacturero no se ve tan afectado.

Anuncios

En el caso de Brasil, que es el tercer país productor de petróleo de la región, el uso de la mayoría de su producción de petróleo es para consumo interno, no para exportar. Así que, su dependencia del ingreso por exportación es mucho menor. Sin embargo, si el precio del petróleo mantiene  su baja se pondrán en riesgo su planes futuros de explotar reservas más profundas. Esto en el caso de Brasil y en el caso de México disminuirá el interés de inversionistas extranjeros para el desarrollo de futuros proyectos relacionados con la producción de petróleo.

De mantenerse la baja en los precios del petróleo se seguirá afectando el crecimiento de la economía latinoamericana, donde incluso Argentina verá truncado sus planes a futuro de expandir su producción.

De momento, los indicadores no son nada alentadores. #Dólar