Una de las peores jornadas financieras históricas, anotar esta fecha: 24 de Agosto de 2015, Lunes negro para la economía mundial. La caída de la bolsa de Shangai arrastró a muchos otros mercados, con un pánico desatado por un desplome que parece no tener freno. Ni más ni menos que un 8,46% bajó la bolsa del gigante asiático que siente la desaceleración de su económica y se la hace sentir al mundo entero.

Wall Street suma dos jornadas consecutivas de caída de más de 500 puntos, con un Lunes que estremeció a más de uno cuando el Dow Jones abrió 1089 puntos por debajo, luego pudo revertirlo a 588 puntos (3,6%). El fantasma del 2008 y del colapso financiero se hizo presente, sabiendo que en dicha ocasión la caída había sido de 777 puntos (29/09/2008). #Europa se contagió y varias bolsas sufrieron impactantes pérdidas: Atenas 10,5%; Londres 4,7%; París 5,2%; Milán 6%; Madrid 5%.

Anuncios
Anuncios

Se sumaron a la negra jornada las bolsas de Tokio, Taiwán y Sidney, con caídas del 4,61%, 4,8% y 4,1% respectivamente.

Brasil también sintió el coletazo, sumado a su propia crisis, que contrajo el Bovespa un 3%. #Argentina, por su parte, también se vió notoriamente golpeada con una caída de la bolsa del 6,3%. Las acciones que lideraron la caída del MERVAL fueron lideradas por las compañías petroleras: Petrobras 7,9%; Comercial del Plata 7,3%; YPF 7,1%; Tenaris 7%. Así, la bolsa cerró en 9833 puntos, registrando una suba en lo que va del año del 13,5% (1167 puntos).

Cierto es que esto viene acompañado de una caída constante del petróleo que parece no encontrar un piso, cayendo hoy 5,46% y ubicándose el barril en U$S 38,24; valores que tocó a comienzos del 2009.

Pero la situación de China es la que preocupa al mundo.

Anuncios

La devaluación del yuán el 11 de Agosto aspiraba a empujar nuevamente la economía de este país, impulsando sus exportaciones y reactivando la economía, pero no fue así. Lo que despertó la devaluación fueron sospechas e inquietudes, impactando negativamente en los mercados. Pese a la devaluación y a las inyecciones monstruosas de la semana pasada, el gobierno chino no logra revertir la situación y generar confianza en el mercado bursátil.

El desaceleramiento económico es claro y los mercados se han hecho eco. Lo que falta son soluciones, otra crisis en este sistema arrastra consigo desempleo y hambre a nivel mundial. La economía es una ciencia social y debe estar al servicio de las sociedades y debe satisfacer las necesidades humanas, no puede ser entendida de otra manera. De ser así, el mundo habrá errado otra vez el rumbo y navegaremos temporalmente en paz hasta que otra tormenta nos sacuda. Mientras tanto, hoy hay que enfrentar esta sin pagar el costo de hambre y vidas humanas. #EEUU