"Y volvimos nomás a los ´90, lamentablemente lo que informábamos en la campaña presidencial del año pasado sobre lo que sería un triunfo de #Mauricio Macri (que al final se dio), que volveríamos al endeudamiento externo y a la devaluación se está dando en estos momentos.

No fue como informaban periodistas de dudosa independencia, una campaña de miedo o  querer asustar a la gente. Las “predicciones” se están cumpliendo a rajatabla, la devaluación es una triste realidad, como es el aumento indiscriminado de los precios, el "sinceramiento” de las tarifas de los servicios que llegan al 500%, y también lo es la vuelta a los mercados internacionales.

Anuncios
Anuncios

El día viernes se anunció una propuesta de pago a los Holdouts, o fondos buitres, que será de $6500 millones de dólares, que representan un 25% menos de lo que piden estos fondos. Ellos litigaron ante los tribunales de Nueva York y lograron que el juez Griesa les reconociera una deuda por un total de 9000 millones de dólares.

La deuda que se tenía con estos fondos que no quisieron entrar en los canjes de deuda que se hicieron durante los gobiernos de Néstor y Cristina, es de aproximadamente 1500 millones de dólares.

Algo a tener en cuenta, es que estos tenedores de deuda terminaron ofreciendo esta quita del 25% al que era ministro de economía hasta diciembre de 2015, Axel Kicillof  y que esté rechazó por excesiva, y es prácticamente lo que hoy el #Gobierno de Mauricio Macri les está ofreciendo, una ganancia extraordinaria en momentos en los que se despide personal de las reparticiones públicas, se suspenden obras cruciales para el desarrollo del país, y se les ofrece burdamente a los maestros un aumento de tan solo 22 o 23 % de sueldo, todo en aras de reducir el gasto público.

Anuncios

Se sacaron los subsidios a los servicios de electricidad, se planea hacer los mismo con el gas y el transporte. Sin embargo se les ofrece 6500 millones de dólares, más pago a los buitres, o sea 8000 millones en total, a unos fondos que compraron deuda a precio vil y no solo eso, para pagar esa cantidad de dinero se necesitará pedir dólares  al sistema financiero internacional y emitir títulos públicos. O sea endeudarnos para pagar más deuda.

¿Volvimos a los 90? Sin dudas, volvimos al ajuste, volvimos a los sueldos bajos, a la pérdida del poder adquisitivo del salario, volvimos también al achicamiento del estado, pero nos “insertamos en el primer mundo”, como Grecia y España, que dicho sea de paso, así están." Comparando la historia de nuestra deuda externa con un partido de fútbol, el que esta perdiendo el partido no es nuestra clase gobernante, sino el pueblo argentino. #Congreso de la Nación