El Impuesto a las Ganancias fue, sin dudas, el caballo de batalla de los tres candidatos a presidente durante la campaña del 2015. Tanto #Mauricio Macri como Daniel Scioli y Sergio Massa prometieron la eliminación de este impuesto o la suba del mínimo no imponible, que actualmente es a partir de sueldos mayores a $ 15.000, y fue una de las críticas que recibió Cristina Fernández de Kirchner durante su gestión por parte de un sector del sindicalismo argentino; sobre todo las huelgas realizadas por el líder camionero Hugo Moyano.

Mañana, con la presencia de gobernadores y gremialistas, el Presidente  anunciará cambios en este impuesto y será a partir de las 10 de la mañana, en el salón blanco de la Casa Rosada.

Anuncios
Anuncios

Y va en consonancia con lo que ha estado negociando el #Gobierno con los gremios de corte peronista, una reunión que de secreta no tuvo nada con Moyano aproximadamente 20 días, y después la convocatoria con los máximos referentes del sindicalismo.

Es de público conocimiento que el Gobierno nacional no quiere aumentos de sueldos o paritarias mayores al 30 %, ya que afirman que la inflación anual  no será mayor a eso, sin tener en cuenta que ya se devaluó la moneda nacional con respecto al dólar en un 50 %, subieron hasta en algunos casos el 70 % los alimentos. Se esperan subas del 500 % de las tarifas de la luz, gas y transporte, pero aún así sostienen que el 30 % sería la inflación anual.

Ya salió en ayuda de Mauricio Macri, tanto Sergio Massa como una parte del arco opositor, pronosticando una inflación anual del 29 %, y anunciando que con su indice #Congreso, la inflación en enero fue del 3.6 %, bastante lejos del índice que mide la Ciudad de Buenos Aires que habría sido del 4.1 %,  lo cual daría un porcentaje anual mayor todavía, del 49.2 %.

Anuncios

Es sabido que el diputado Massa está dispuesto a colaborar con este Gobierno lo que más se pueda para posicionarse como el verdadero líder de una oposición, que hasta aquí ha sido condescendiente con el nuevo mandatario.

El gremialismo tampoco se quedó atrás, han decidido sin consultar con sus bases, paritarias a la baja, cada seis meses, sumas no remunerativas, la devolución de una cantidad muy importante del dinero retenido de las obras sociales, olvidando que ya han sido despedidos más de 20000 empleados públicos y varios miles en el sector privado. Sumando a ello, la suspensión de 130 trabajadores de la automotriz Volkswagen.

Los cambios que se anunciarán mañana tendrán que ver con un aumento del mínimo del no imponible de alrededor de $30.000, y lo que ya ha dicho el Jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, es que unos de los primeros proyecto en presentarse al Congreso es el que modifica este impuesto.