El juez de Nueva York, Thomas Griesa, levantó hoy las medidas cautelares que impedían a #Argentina cancelar su deuda a los fondos buitres. Con esta resolución la nación suramericana liquidará este día a los bonistas pendientes de pago desde el año 2001, un total de 9,300 millones de dólares, cantidad que en parte será destinada al pago de juicios y arreglos extrajudiciales de 220 tenedores de bonos. 

Dicha compensación económica será dividida en dos partes. La primera consistirá en el pago de 6,200 millones de dólares para los acreedores que firmaron el convenio presentado por el #Gobierno el pasado 29 de febrero y cuya cancelación se realizará a través de una transferencia bancaria.

Anuncios
Anuncios

En el segundo monto, es decir de 3100 millones de dólares, entrarán aquellos bonistas que alcanzaron el acuerdo posterior a la fecha mencionada; sin embargo esta suma será depositada en un fideicomiso en el Banco de Nueva York, donde deberán presentar el comprobante del acuerdo, para retirar su parte. Pese a esto, la cifra de 9,300 millones, podría llegar a rondar los 10, 000 millones de dólares, si más acreedores se adhieren al convenio. 

A su vez se estima que en los próximos días también se cancelen otros tres millones de dólares a los demás bonistas, que ingresaron a la operación durante el período comprendido entre los años 2005 y 2010; pero que no podían cobrar desde el 2014, gracias a la medida cautelar que mantenía el juez Griesa. En este último caso el gobierno cuenta con 22 días para materializar las transacciones; sin embargo el subsecretario de Financiamiento, Santiago Bausili, explicó que esto se efectuará a la mayor brevedad posible, ya que con la orden del magistrado estadounidense, estos millones dejarán de estar retenidos por el Banco de la Nación y el Banco de Nueva York.

Anuncios

 

Sin embargo  este  no será el único movimiento bancario que deberá realizar el gobierno este día, ya que 7,200 millones de dólares más, serán depositados en el Banco Central de la República Argentina, debido a la sobresuscripción de la deuda para salir del default. Según el Ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, esta suma que ingresará a las arcas del estado también evitará caer en un ajuste fiscal. 

Dicha cifra se debe a que con la derogación de las leyes cerrojo y pago soberano, el país recuperó la capacidad de emitir nuevamente bonos y consiguió un total del 16,500 millones, durante la subasta del pasado martes, con una tasa del 7,14 por ciento. Cifra muy por debajo de la planteada el mes pasado. Una resolución del Congreso, que nuevamente fue aplaudida por el titular de Hacienda y Finanzas, quien calificó la emisión de bonos como la mayor colocación de títulos de deuda de un país emergente. 

Con esta cancelación la actual gestión presidencial estará dando fin de una vez por todas a los litigios de la Corte Neoyorquina, y a su vez, dejará la posibilidad de negociar con quienes quieran colaborar, con la eliminación de un 40% por ciento de lo que se ordena pagar en los tribunales.  #Bancos