Argentina volvió a estar nuevamente en la mirada mediática internacional. A dos semanas de reestablecer sus relaciones con Estados Unidos, y una después de aprobar el pago a los fondos buitres, funcionarios e incluso personas allegadas a estos mismos, han sido vinculados a casos de corrupción, en medio del descontento por olas de despidos y aumentos de hasta el 500 por ciento, en algunos servicios como el transporte público, electricidad y agua. 

El caso más sonado corresponde al presidente, #Mauricio Macri, quien esta mañana comparecerá ante la justicia para presentar una declaración de certeza, luego de ser imputado por el fiscal federal, Felipe Delgado, por el delito de omisión maliciosa, al no declarar que formaba parte de las empresas offshore, Fleg Trading Ltd.

Anuncios
Anuncios

y Kamusha S. A. en los años 2007 y 2008, cuando ejercía el cargo de alcalde de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

Ante esta acusación, el jefe de estado ha explicado que al no ser accionista, ni percibir ingresos por ese cargo, no estaba obligado a declarar y agregó que las empresas, presididas por su padre, Franco Macri, fueron creadas con total legalidad y no han estado involucradas en actividades fraudulentas. 

El mandatario argentino es uno de los principales líderes y figuras mundiales, que han sido vinculados a los "Panama Papers"  a través del despacho Mossack Fonseca, encargado de registrar este tipo de sociedades, durante casi 40 años. 

En la misma investigación difundida por periodistas de todo el mundo, también figura el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, quien fue el secretario de hacienda de la ciudad de Buenos Aires, bajo las ordenes del entonces alcalde, Mauricio Macri.

Anuncios

Según la documentación obtenida, Grindetti administró durante los años 2010 y 2013, la entidad offshore, Mercier Internacional. 

Asimismo el secretario de derechos humanos, Claudio Avruj, durante los años 1992 y 1993, habría formado parte de la sociedad offshore Kalushi. 

En los controvertidos casos de corrupción, la oposición tampoco se ha quedado atrás, pese a utilizar el impacto mediático entorno del caso del mandatario, Mauricio Macri, para desviar la atención de los procesos contra el empresario, Lázaro Baez. El inversionista, que actualmente se encuentra detenido y acusado de lavado de activos, está estrechamente vinculado al mandato de los Kirchner, tiempo en que habría obtenido aproximadamente $12,000,000 en licitaciones para sus empresas constructoras. 

Junto a él, se encuentra detenido su contador, Daniel Perez Gadín, quien figuro en compañía de su hijo y el hijo de Baéz, en un polémico vídeo, en que aparecen contando millones de dólares, euros y pesos, en una cueva financiera. 

Durante sus indagatorias, ambos se negaron a declarar y se limitaron a presentar un escrito.

Anuncios

Justamente en el presentado por Lázaro Baez, el empresario asegura que el dinero que se ve en las imágenes es lícito y pertenece a una operación inmobiliaria realizada entre el año 2008 al 2012. 

Otro que se encuentra detenido es el exfuncionario kirchnerista, Ricardo Raúl Jaime, quien tuvo el cargo de secretario de transporte. Jaime es acusado junto al exfuncionario, Manuel Vázquez, por irregularidades en las compras de trenes usados a Portugal y España, además de enriquecimiento ilícito y control a concesionarios ferroviarios.  

A las indagatorias se sumará el próximo miércoles 13 de abril, la expresidenta, #Cristina Fernández de Kirchner, para ser cuestionada sobre su participación en la implementación del dólar futuro, que según algunos analistas, significó perdidas de 58,000,000 de pesos para el estado. #Corrupción en Argentina