El proyecto de ley que devuelve una parte del Impuesto al Valor Agregado (IVA), ya se presento al congreso, los beneficiarios serán quienes cobran  una jubilación mínima, asignación universal por hijo (AUH), y quienes cobren el plan Progresar, si bien desde la cámara de Supermercados están de acuerdo con este proyecto, como también otros tributaristas como Mario Comellas, que  lo considera una esfuerzo del Estado para aquellos que gastan mas del 50 % de sus ingreso en alimentos, también encontramos voces, como la del diputado mendocino Alejandro Abraham, que están en contra de esta medida, ya que no deja de ser una medida que beneficia a los grupos más concentrados del poder económico.

Anuncios
Anuncios

Según Abraham, beneficia solo a personas, que si bien están en estado de vulnerabilidad, tienen que estar bancarizadas, dejando a muchas personas más. Solo se podrá comprar en aquellos negocios que tengan el postnet, investigando, el diputado, afirma que solo el 30 % de los mismos tiene este aparato, lo que conllevará que las compras se concentraran en grandes negocios,"supermercados e hipermercados", llevando al quebranto o a la desaparición del almacén de barrio, con los despidos que tienen como consecuencia cuando se produce el cierre de un comercio, "en otros términos, concentración de riqueza en unos pocos y pobreza para muchos".

Además es un  negocio para los bancos porque seguirán cobrando comisión por cada una de las compras efectuadas por los beneficiarios del descuento del IVA, 1.5 % por cada compra, es decir un negocio más para el sector financiero.En este proyecto de ley se excluye a la clase media que hoy se ve impactada con mayor presión impositiva, tarifazos, pérdida del poder adquisitivo del salario, baja del consumo, inflación etc.

Anuncios

El diputado agrega que esta  ley que propone el #Gobierno Nacional atenta contra el federalismo. Solo Mendoza perderá al año $ 500.000 y si se le suma a los $ 400.000 de perdida por la eliminación de las retenciones, tenemos $ 900.000 solo en estos dos rubros y si a ello se le agrega la caída del consumo más la inflación, Mendoza se convierte en una provincia practicamente  inviable y el Gobierno provincial se verá obligado a más ajustes menores salarios para los trabajadores, menos obra pública, menos viviendas, menos recursos para hospitales, menos seguridad, etc. y más endeudamiento en dólares.

Este legislador mendocino propone como proyecto superador a este que ya presento el gobierno nacional, uno en que se da una ayuda directa y en pesos a los sectores más vulnerables, para que puedan comprar donde quieran y así la ayuda llegue a todos, de esa forma se mantendrá al almacén de barrio, que ya esta sufriendo por las subas en las tarifas de luz, gas y agua. #Congreso de la Nación #Inflación y Precios