¿Qué tienen en común la Princesa Charlene de Mónaco con Lady Di? La Princesa Charlene de Mónaco está casada con el Príncipe Alberto de Mónaco y Lady Di estuvo casada con el Príncipe Carlos de Inglaterra.

Ambas no han sido felices en sus matrimonios por haber solo sido elegidas como mujeres perfectas para un Príncipe y un futuro rey y reinar, una en un principado y la otra ser reina en Inglaterra. La princesa Charlene estaba tan enamorada del Príncipe Alberto como Lady Di estaba tan enamorada del Príncipe Carlos.

La Princesa Charlene de Mónaco vive agobiada dentro del palacio como lo también vivió Lady Di, entre protocolos, exigencias y egoísmos.

Anuncios
Anuncios

La Princesa Charlene de Mónaco debe soportar y aceptar que el Príncipe Alberto de Mónaco tengas dos hijos reconocidos fruto de relaciones esporádicas y Lady Di tuvo que soportar y aguantar una relación de tres: el Príncipe Carlos, Camilla Parker Bowels y ella.

La Princesa Charlene de Mónaco en breve será madre gracias a la inseminación in vitro y Lady Di le dio dos hijos al Príncipe Carlos: El Príncipe William y el Príncipe Harry.

Como observarán, ambas mujeres tienen muchas cosas en común que han debido aceptar una historia como venía.

Obviamente que ambas no se dibuja una sonrisa en su cara por la vida que llevan, no porque les falte cosas monetarias sino la parte principal del cuento, que ambas princesas solo han solicitado un poco de amor. Ellas han estado enamoradas de sus respectivos príncipes, pero son ellos quienes solo las han exhibido como parte de un protocolo de buscar la esposa perfecta para ocupar un trono junto a ellos.

Anuncios

Pero, ¿qué hay de los sentimientos?

Lady Di decidió divorciarse, el pago fue el sufrimiento de no poder tener a sus hijos con ellos porque pertenecen a la Corona Británica. El amor lo estuvo buscando constantemente, ella deseaba ser amada como cualquier mujer, pero su historia terminó en tragedia. Se cree que el padre del Príncipe Carlos está detrás de todo esto porque no quería para nada a Lady Di.

Por otra parte, la Princesa Charlene de Mónaco, supuestamente quiso escapar a su tierra natal porque vio que su adorado Príncipe Alberto de Mónaco no la iba a amar como ella se merecía. Pero se casó, cumple con sus obligaciones protocolares, en breve le dará hijos pero jamás ha podido sonreír de felicidad por no ser amada como cualquier mujer.

Ambas tienen en común que una es y la otra fue fuerte en el carácter pero sensible a la vez, han amado pero jamás han sido correspondidas, solo cumplen una función y esa función es estar al lado de Príncipes egoístas. #Prensa