¿Qué es lo que espera una mujer de un hombre? Por lo general la mujer espera la galantería, esa caballerosidad del hombre, el hombre atento que siempre debe tener gestos para que ella se sienta una reina, debe ser el centro de tu vida.

Claro que a veces lo consiguen y otras mujeres no lo consiguen, entonces, les viene una frustración muy grande, en el sentido que dicen: no hay hombres reales, solo desean sexo, tomarse unas copas, hablan tonterías y ni te toman en cuenta. O sea, para ellos somos un objeto nada más o bien las futuras fregonas de la casa cuando te cases porque cumplirás el rol de esposa, madre y amante de tu esposo, le temen al compromiso real con una mujer.

Anuncios
Anuncios

Con todo esto, la mujer canaliza todo lo que siente en buscar su éxito profesional más que su éxito con los hombres. Les cuesta admitir que desearían tener equilibrio entre tener un hombre a su lado que las considere y su éxito como profesional.

Otras se quejan que no tienen suerte de encontrar a "ese hombre" y que profesionalmente tampoco, entonces llega la frustración también. A tal punto de deprimirse y sentir que no sirven para nada y están equivocadas. Si no fueran tan exigentes consigo mismas y para con la otra persona que desean que les atiendan si o si, encontrarían a esa persona especial que quieren para sus vidas.

Está también la mujer que todo lo quiere controlar, saber a qué hora va, a qué hora viene, quién lo llama, qué conversa, por qué estaba con esa persona y un sinfín de preguntas en la que el hombre se agobia ante una mujer así, porque no le deja ser libre en su propio espacio.

Anuncios

El hombre necesita equilibrio, necesita ser libre de elegir como y con quien estar, tomarse su tiempo, no le teme al compromiso. No es que condene a la mujer que solo sirve para trabajar, ser madre, esposa y amante. La pareja es de a dos, la pareja se construye. El hombre no busca solo sexo, tomarse unas copas y charlar de tonterías, necesita una mujer que tenga la cabeza bien amueblada como vulgarmente se dice. #Psicología