Nuestro armario debe ser funcional, debe estar al 100% todo en su lugar y como corresponde. Entendemos que usamos solo un 15% a un 20% de la ropa que tenemos, ¿por qué sucede eso? Porque quizás nos gusta esa combinación, quizás nos gusta ese color, ese diseño por eso solo usamos el 15% o el 20% de las prendas que tenemos. Vamos hacer un cambio en nuestro armario, haremos lo posible para usar un 75% al 80% de la ropa que tenemos, ¿cómo? Evitaremos errores que hasta ahora hemos cometido. 1. Lo primero es disfrutar todo lo que tenemos para vernos bien todos los días. 2. Vamos a elevar nuestra autoestima. 3. Nosotras mostraremos una imagen personal de mayor nivel. 4.

Anuncios
Anuncios

Refinaremos nuestro estilismo con prendas que nos van al 100%. 5. Tenemos que ahorrar dinero solo comprando lo que nos favorece, poca pero buena

Los errores que cometemos las mujeres con nuestro guardarropa. 1) Buscando la talla correcta. No hay peor cosa que usar una talla que no es la nuestra. Si engordaste o adelgazaste, debes tener la ropa en la talla que corresponde. 2) Cuando el color no favorece. Ya sabemos cuáles son los colores que nos pueden favorecer o no. Generalmente los colores pasteles, blancos, negros a las que son de pieles blancas les favorece muchísimo, pero en cuanto al color fuerte hay que ir tanteando, no a todas nos favorece un naranja o un amarillo. En cambio a las de piel morena les favorece más un color llamativo que los pasteles por ejemplo.

Anuncios

Eso se debe tener muy en cuenta a la hora de elegir colores de prendas. 3) Zapatos no apropiados para cada código de vestimenta. Debes tener zapatos para #Moda Street Style, Casual, para cóctel y eventos especiales.

4) Las prendas "problema". Son esas prendas que no sabes para qué las tienes o en qué momento usarlas o quizás cómo combinarlas. 5) Los accesorios incorrectos que has comprado. ¿Me puedes decir para qué has comprado ciertos accesorios que no van con tus prendas? Si compras un accesorio, que sea de calidad, que sean finas, que combinen con la ropa que tienes, ya sean aros, collares, pañuelos o pulseras. Está en ti en querer dar la imagen que deseas, pero no te gastes un dineral en prendas, zapatos, bolsos o accesorios que luego no los uses.