¿Sabemos comunicar nuestras ideas claras y concisas o bien divagamos sobre diversos temas? Es muy común sentarnos en una sala de conferencia o cuando nos sentamos a hacer negocios y de pronto comenzar a escuchar al orador, sus primeras palabras. Según cómo comience su discurso atraerá o no al que escucha. Hay que reconocer, que si un orador no está preparado en su discurso, todo lo que tenía para comunicar, fracasará sin vuelta de hoja.

La persona que expone sus ideas debe ser clara, concisa. Tratar de tener la atención de una persona, se debe a que el tema que expone debe ser interesante, atrayente. No tiene que haber redundancias en la exposición. En una hora de exposición, siete minutos es lo que toma a la persona, para moverse en un momento de su asiento o sus ojos se pueden desviar para tomarse un respiro, y eso es muy normal, porque la mente y el cuerpo lo piden como un momento de relajación.

Anuncios
Anuncios

Luego vuelve a la concentración si le sigue interesando el tema o directamente hará como si siguiera prestándole atención, pero en realidad, está pensando en otra cosa.

Muchas veces, vemos disertar durante cuatro horas y entre medio hay un break coffee y por último, otras dos horas si continua disertando sobre el mismo tema, aburrirá, lo más lógico es que cambie a otro tema. En caso de que siga con el mismo rollo, el disertador comienza por irse enganchando temas a fines porque no sabe ya más que hablar. Y la verdad, no es lo correcto

La sugerencia es hablar durante una hora y en ella, presentar un pequeño debate, para que la gente participe y sea más ameno, amén de intercambiar ideas, surgen un montón de experiencias que permitirá solucionar, aplicar, ante lo que se ha hablado. Exponer casos reales es una de las consignas en las conferencias o reuniones de negocios, eso ejemplifica lo que se ha expuesto anteriormente.

Anuncios

Lo importante es no divagar, ser claros, concisos cuando hablamos es llevar con éxito al que nos escucha su atención. Pongámonos por un momento del lado del que escucha, ¿es así, cómo llama tu atención, si alguien dice un discurso, plantea una idea como la que deseas exponer? ¿Sabes escuchar lo que la otra persona quiere que tengas en cuenta? Seamos claros siempre, divagar nunca. Seamos concisos y claros, aprendamos a hablar. #Argentina