A veces los empresarios de restaurantes, bares, pubs, discotecas, no invierten en la vestimenta y formación de sus meseros, camareros o garzones. Creen que es mucho gasto. Sin embargo, deberían prestar atención a su equipo de #Trabajo. La presencia es todo, el protocolo también. Sabemos que si invertimos, estamos invirtiendo en que la gente vuelva a vuestro restaurante, bares, pubs o discotecas. Si los empleados, van correctamente vestidos, la vestimenta es la imagen de la empresa, pero también la correcta atención del mesero, camarero o garzón al cliente requiere de cumplir con una serie de requisitos entre las reglas y normas de cortesía.

Si comenzamos a nombrar las reglas, una de ellas es: ser ordenado, limpio, estar con la vestimenta de trabajo impecable, correctamente peinado y afeitado.

Anuncios
Anuncios

No puede dar una imagen desalineada, con la vestimenta manchada por ejemplo o con aureolas de transpiración debajo en la axila, no es correcto, ante una mancha o aureola de transpiración se debe cambiar de inmediato.

El mesero, camarero o garzón debe cuidar de que las mesas y sillas, tienen que estar correctamente pulidas, el empresario debe dar un trapo puro y exclusivamente para la limpieza y otro para repasar, no con el mismo trapo se utiliza para ambas acciones y el aerosol para limpiar, que puede ser agua jabonosa mezclada un desinfectante para matar todo microbio o resto que pueda quedar en la mesa. Una mesa de una cena importante, los meseros, camareros o garzón colocarán los cubiertos, vajillas (platos de entrada y de comida central), la cristalería como vasos, botellas de vino, agua, gaseosas, la sal, la pimienta y el aceite, el cenicero, las servilletas.

Anuncios

El mesero, camarero o garzón debe dar al cliente la carta con el menú, el empleado puede sugerir un plato o una bebida, para que el cliente consuma. Se sugiere que la bebida, se traiga antes de servir la comida. Hay que recordar que la bebida se debe servir por la derecha, lo mismo que los platos, jamás el brazo se cruza por delante del cliente. Si se debiera sustituir o cambiar un plato, un cubierto, copa o cenicero se debe hacer siempre por la derecha.

En caso de no recordar, quién solicitó un determinado plato, es correcto preguntar. Otra de las reglas, es despejar la mesa antes de servir el postre, no que mientras se retira, se le pregunta al cliente que postre va a consumir. Se limpia, se saca todo resto y luego se trae la carta del menú para que el cliente elija el postre o café directamente. Siempre el empleado debe ser atento, con la sonrisa amable y cortes al contestar, para que luego el cliente deje así, una buena propina. #Argentina