¿Qué es una pieza básica? Es esa prenda que no pasa de moda, que no sigue a la tendencia, sino que toma la #Moda para darle un estilo particular. Son prendas simples, de linea recta, que al tener esta característica permiten sumarle accesorios que ayuden a hacerla diferente: apliques, pañuelos, collares que le darán a tu look un toque mucho más personal.

Básicos que no pueden faltar en tu guardarropa:

  • Camisa blanca, negra, color según paleta
  • Pantalón de vestir
  • Pollera recta
  • Saco sport
  • Vestido negro
  • Traje sastre de 3 piezas (si es ejecutiva)
  • Impermeable
  • Saco tipo cardigan
  • Abrigo de paño tonos neutros
  • Accesorios
Hay mujeres que por su elegancia son reconocidas mundialmente, como es el caso de Jackie Kennedy Onassis. Ella tiene algo que la distingue, un estilo propio e intransferible. Un icono de estilo de los años 60, el vestido Jackie, sus anteojos, fueron muy particulares de esa época y siguen vigentes actualmente.

    Este tipo de personalidades no son esclavas de las tendencias, sino que las utilizan para dar nuevos toques a su clásico y personal estilo.

    Anuncios
    Anuncios

    El estilo de una persona es su esencia, su manera de ser, de actuar, de caminar... La clave para desarrollar tu propio estilo si fuera simple, elegante, sofisticado, sexy o el que elijas para vos, es sincronizar el maquillaje, vestuario y los accesorios.

    Somos una sumatoria de detalles que nos definen y le cuentan a los demás cómo somos. Nuestra imagen es nuestra tarjeta personal y debemos cuidarla, acondicionarla y divertirnos dándonos el placer de cambiar el estilo según el lugar, el horario o el tipo de evento.

    Los accesorios son fundamentales, dan color, realce y un particular estilo a tu atuendo. Todos están permitidos siempre y cuando no abusemos de ellos. Si al mirarte al espejo sentís que algo te sobra seguramente es así y tu imagen se verá sobrecargada. No olvidemos que muchas veces menos es mas.

    Anuncios

    Entonces, ¿cómo lograr tu mejor estilo? Adquirí básicos, ¡es la clave! No pasan de moda y podés hacer mil combinaciones con ellos, así tu guardarropa se verá renovado día a día.