A veces los compramos porque nos encantan y después ni los estrenamos. Hay miles de versiones y modelos diferentes; compramos compulsivamente muchas veces para estar cómodas en el trabajo, para salir o por si surge alguna fiesta. Pasaron de ser una necesidad para proteger los pies -al evitar el contacto directo con el suelo, además de evitar que se enfríen en invierno o soporten los calientes suelos veraniegos- como lo fueron en la antigüedad a ser hoy un objeto de culto.

Existe una amplia gama de zapatos: están los cómodos, los de batalla, los de lluvia, los de playa, los de invierno, las zapatillas, los clásicos, glamorosos, surrealistas, bizarros, los sexys, los que están de #Moda, entre otros.

Anuncios
Anuncios

Se prioriza muchas veces el diseño a la comodidad, altos, con plataforma, con taco grueso, fino, chatos, elegantes, de vanguardia, en todas sus versiones las mujeres los amamos por ser parte esencial y fundamental de nuestro look.

Desde su creación, los zapatos muestran la personalidad y el lenguaje de quien lo porta y de ahí deriva la necesidad de culto. Son una obsesión, sus diseños son esencia de arte pura y no simples objetos funcionales. Tacos altísimos y plataformas infinitas que enloquecen a toda la población femenina, ninguna mujer puede negar que comprar un buen par de zapatos es una tentación irresistible, que puede lograr cambiar nuestro estado de ánimo.

Comprar zapatos no es tan sencillo como parece, que sean divinos no es lo único que importa. Es imprescindible que te queden cómodos, que no duelan y no te causen problemas a futuro.

Anuncios

Ahora hablemos de los modelos de zapatos y algunos factores a tener en cuenta. Los zapatos con tacos trasmiten formalidad y sofisticación, unos tacos de  siete centímetros o menos estarán bien para cualquier situación laboral tradicional. Los tacos muy altos no son siempre los mas adecuados, si eres de figura más bien gruesa, no te ayudaran a mantener el equilibrio, es recomendable para este caso particular un taco mediano que será mas cómodo y seguro.

Los stilettos o cualquier otro taco más alto de ocho centímetros, redistribuyen el peso corporal haciendo que la mayor parte del peso recaiga hacia la parte delantera del pie, feminizan y estilizan las piernas. El calzado con punta cubierta es más formal, cubre y protege el pie, son usados para trabajar generalmente. Los zapatos con la punta descubierta son mas casuales, utilizados en eventos sociales o paseos y los zapatos sin taco son prácticos, casuales, para andar, son los preferidos en situaciones informales, cuando hay que caminar largas distancias o cuando salís de compras.

Anuncios

¿Cómo elegir bien el calzado? Comprando modelos de calidad y cómodos. Los zapatos con puntas alargadas hacen ver las piernas más delgadas que las puntas redondas. Si tus piernas son delgadas puedes utilizar cualquier tipo de zapato, el más favorable es una sandalia atada al tobillo que le dará volumen y se verá un efecto de pantorrilla mas gruesa. Otra opción son las botinetas, al ras del tobillo o las botas altas por encima de la rodilla, bucaneras, que quedan hermosas y dan volumen. En el caso de tener piernas gruesas, hay que evitar los calzados atados al tobillo; las puntas largas y en forma de triangulo con tacos altos estilizan la figura. Son favorables las botas hasta la rodilla un poco más anchas en la parte superior.

A la hora de adquirir un calzado nuevo, es fundamental que priorices tu comodidad, el estilo y diseño que mejor te favorezca. Para qué momento del día lo vas a utilizar y con qué vestuario,  para que puedas disfrutarlo como lo mereces. #Belleza