Llegó el frío y al abrir el placard comenzamos a pensar en nuevos abrigos, más pullovers, calzado, básicos que combinen para ir a trabajar todos los días. El problema, sin dudas, es el gran costo que significa afrontar la compra de todos esos productos que tenemos en mente. La opción ante ello, es invertir tiempo en la búsqueda de prendas que sean de calidad y que formen parte de las tendencias de la temporada pero que no impliquen un gasto desmedido en relación a nuestro sueldo.

Desde aquí proponemos un recorrido que puede funcionar a modo de guía para el comprador. La primera de ellas es acercarse a negocios mayoristas, que en días específicos venden sus productos por unidad.

Anuncios
Anuncios

El barrio de Flores, en Capital Federal, en la zona de la intersección de la avenida Avellaneda y Nazca, reúne a gran parte de estos comercios, que los días sábados permiten realizar compras minoristas. Los precios suelen ser de entre un 200% y 300% más bajos que aquellos que se encuentran en locales minoristas, sobre todo en las ciudades del interior del país. La desventaja que plantea este tipo de lugar es que en general sólo aceptan dinero en efectivo y la ropa no se puede probar.

En esta zona, y bajo la misma metodología de venta al público, hay locales de venta de accesorios, como pañuelos, pashminas, collares y pulseras que siempre agregan estilo y aquí se encuentran con grandes rebajas.

Una segunda opción es recorrer las zonas de outlets que se han ido multiplicando en la Ciudad de Buenos Aires.

Anuncios

Primeras marcas nacionales e internacionales presentan locales donde venden productos con fallas o de temporadas anteriores a precios rebajados. En estos casos, la clave es acercarse con paciencia y revisar el local para dar con verdades "hallazgos". En este sentido, es posible encontrar calzados a muy buen precio, como también abrigos, que por ser de otras temporadas tienen descuentos que pueden llegar al 60%. Una clave en estos casos es buscar productos de temporadas inversas. Por ejemplo, en el verano los tapados se encuentran a precios muy accesibles.

Se debe tener en cuenta que estos locales también tienen períodos de liquidación y se adhieren a promociones bancarias, por lo que los descuentos pueden ser todavía mayores. En Capital Federal hay gran cantidad de outlets en el barrio de Villa Crespo (Gurruchaga y Aguirre) y en la avenida Córdoba (del 4000 al 5000).

Una tercera opción son las ferias, tanto artesanales como americanas. En las primeras ese encuentran diseñadores independientes que exponen sus productos de venta al público.

Anuncios

En temporada invernal hay bufandas, abrigos, bolsos y carteras de cuero a un costo menor al que ofrecen los locales a la calle. Las ferias americanas, en tanto, permiten agregar a nuestro guardarropas productos usados pero en excelentes condiciones. La clave aquí está nuevamente en dejar correr la paciencia y buscar prendas que complementen nuestro vestidor sin gastar fortunas.

Por último, las compras online permiten comparar precios y buscar ofertas sin moverte de tu casa. Una buena opción es suscribirse a los boletines de información de distintas marcas y páginas de venta online de vestimenta, calzados y accesorios para estar atentos a las ofertas diarias y promociones.

Una última cuestión a tener en cuenta son las promociones que las distintas tarjetas de crédito ofrecen y que pueden llegar a reducir los costos en un 40%. Aquí es importante esperar la época de liquidaciones, donde los beneficios se suman y los costos bajan considerablemente. #Argentina #Moda #Inflación y Precios